Actualización 13:59 CMT: DAESH ha reclamado la autoría del ataque y el joven de origen pakistaní detenido ha sido liberado al no encontrar suficientes pruebas de su responsabilidad en los ataques.

El modus operandi del ataque en Berlín recuerda a lo ocurrido en Niza hace unos meses. El uso de un camión como vehículo para realizar atentados de este tipo, una técnica conocida en inglés como vehicle ramming, se utiliza para embestir personas o edificios con el único fin de provocar el máximo daño posible. A primera hora de la mañana, la policía alemana ya calificaba los hechos como «presunto ataque terrorista», en línea con lo expuesto ayer en la declaración oficial emitida por la Casa Blanca, una descripción confirmada después por la canciller Merkel.

¿Qué ha ocurrido?

Un camión conducido de forma deliberada hacia la multitud que paseaba por el mercadillo navideño de este céntrico lugar de Berlín ha dejado al menos doce muertos y decenas de heridos. El vehículo habría atropellado a unas sesenta personas que se encontraban en esta plaza alemana, después de recorrer cincuenta metros por el interior del mercadillo. Tras el atentado terrorista, la policía de Berlín ha indicado que el metro funciona con normalidad y que solo hay algunos desvíos en determinadas líneas de autobuses.

¿Dónde ha sucedido?

El ataque se ha producido en Breitscheidplatz, una popular plaza situada al lado de la Iglesia Memorial Kaiser Wilhem. El templo es uno de los edificios más turísticos de Berlín, ya que todavía hoy se pueden contemplar tanto en su interior como en su exterior muescas de metralla y huellas de los bombardeos de la II Guerra Mundial. En esta céntrica ubicación del Berlín oeste, se había organizado un mercadillo tradicional. Durante estas fiestas, los alemanes suelen visitar emplazamientos de este tipo para comer salchichas y beber Glühwein, el tradicional vino caliente. El camión habría recorrido cincuenta metros atropellando a su paso a las víctimas y embistiendo las casetas de comida y los puestecillos de adornos navideños.

¿Cuándo se ha producido?

Pasaban las 20:30 h de la tarde cuando un camión embestía contra un mercadillo navideño situado en el centro de Berlín oeste. En un primer momento, las autoridades no han confirmado si se trataba de un accidente de tráfico o un atentado terrorista. Pasados los instantes iniciales de confusión, y a pesar de la cautela de las fuentes gubernamentales, las últimas informaciones indican que se trata de un ataque organizado para causar el mayor número de víctimas posible. Por este motivo, la policía ha pedido que se eviten los alrededores del mercadillo y que no se difundan vídeos de lo ocurrido para proteger la intimidad de las víctimas y sus allegados. Sí han pedido que se envíen datos e información de interés a las autoridades a través de una plataforma habilitada para ello.

¿Cómo se ha perpetrado el ataque?

El vehículo empleado en el ataque tenía matrícula polaca. Según AFP, el camión debía transportar unas vigas de acero desde Italia hasta Alemania, pero dado que la compañía berlinesa no pudo recibirlas el pasado lunes, la empresa de transporte le pidió al conductor que permaneciera un poco más tiempo en la capital. De acuerdo con la información de The Telegraph, el vehículo podría haber sido secuestrado. El copiloto del camión, que algunas fuentes citan como conductor original sin relación con el ataque, habría fallecido.

¿Quién ha organizado el atropello?

El supuesto conductor del vehículo, que estaba al volante cuando ocurrió el ataque, habría sido detenido poco después del suceso. La radio pública de Berlín, según El País, habla de un sospechoso de origen pakistaní nacido en 1993 que habría solicitado asilo a principios de año. De acuerdo con estas primeras informaciones, el detenido habría llegado a Alemania en la Nochevieja del año pasado a través de Passau, justo en la frontera con Austria. A las 13:00 h está prevista una comparecencia para dar más detalles acerca del ataque terrorista.

¿Por qué se ha dado este atentado?

Todas las sospechas indicaban que se trata de un nuevo atentado terrorista perpetrado en suelo europeo, algo ya confirmado durante la rueda de prensa de Merkel. Tras los atentados de París del año pasado y los ataques de Niza y Bruselas durante 2016, Alemania había puesto en marcha los niveles más elevados de alerta antiterrorista. Las medidas de protección se habían reforzado después del ataque en un centro comercial de Munich, ocurrido el pasado 22 de julio, en el que un hombre asesinó a nueve personas con arma de fuego; y tras otro atentado en Ansbach dos días después que hirió a quince individuos. Las autoridades habían incrementado los controles de cara a las fiestas navideñas, pero no han podido evitar este grave suceso perpetrado en Berlín.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.