Un ataque perpetrado en Niza durante la noche del jueves, cuando en la ciudad francesa se celebraba la Fiesta Nacional, ha dejado al menos 84 muertos y centenares de heridos. El atentado, que todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo ni organización, se realizó utilizando un camión convertido en "terrorista".

Un camión convertido en terrorista recorrió dos kilómetros atropellando a multitud de personas en Niza

El vehículo recorrió dos kilómetros del Paseo de los Ingleses, un lugar con mucha afluencia turística en Niza, atropellando a la multitud que contemplaba los fuegos artificiales durante la noche. La policía ha encontrado la documentación de un ciudadano francés de origen tunecino, cuya identidad correspondería a la de Mohamed Lahouaiej Bouhlel. El conductor del camión, según las primeras informaciones, estaba fichado por delitos comunes, entre otros violencia machista y robos, pero no había sido relacionado con grupos terroristas.

Embestir para provocar el máximo daño posible

El uso de un vehículo como "arma" para los atentados de Niza ha sorprendido a la ciudadanía, pero ya existían antecedentes en los que se había empleado un camión como arma terrorista. La técnica es conocida en inglés como vehicle ramming, un método en el que se utiliza un vehículo motorizado para embestir a los transeúntes y edificios por delante con el fin de provocar el mayor daño posible. Un informe publicado por el FBI en 2012 alertaba sobre el uso de camiones, excavadoras o vehículos básicos para atentados terroristas, como habían demostrado diversos ataques ocurridos en Estados Unidos e Israel.

La técnica del 'vehicle ramming' consiste en embestir a personas o edificios para causar el máximo daño posible

Atentar mediante el empleo de un camión era también un método pronosticado por DAESH desde 2014. Aunque el ataque no ha sido reivindicado de momento por el grupo islamista, lo cierto es que la organización terrorista ya había avisado de su preferencia por esta técnica para causar la muerte de decenas de personas. Así, según recoge el periódico Le Soir, los terroristas de Al Qaeda habían hablado de este método en la revista Inspire, como también describe el periodista Alfredo Pascual en El Confidencial. El reportero David Thomson recordaba ayer en su cuenta de Twitter un vídeo publicado por un yihadista en el que detallaba el uso de un vehículo terrorista como el empleado en Niza:

El Instituto de Estudio de la Guerra de Estados Unidos recogió en un informe publicado en 2014 las afirmaciones de Abu Mohammad al-Adnani, portavoz de DAESH, en las que clamaba por nuevos ataques en Occidente incluyendo la utilización de vehículos motorizados. En la historia reciente, diversos ataques han sido cometidos empleando camiones u otros vehículos, como sucedió en Saint-Jean-sur-Richelieu (Canadá) en 2014 o en el asesinato del soldado Lee Rigby perpetrado en Londres en 2013. Israel, Holanda e incluso Francia, con ataques organizados en Nantes y en Dijon en 2014, también han visto atropellos terroristas de este tipo.

No es la primera vez que se emplea un vehículo para cometer un atentado así

España, que de momento mantiene la alerta antiterrorista en el nivel 4, no ha vivido ataques de este tipo -con la excepción del empleo de vehículos bomba perpetrados por ETA-. En 2007, sin embargo, se juzgó a varios islamistas por planear un atentado con camión contra la Audiencia Nacional que no llegó a producirse. La conmoción tras las primeras horas después del atentado en Niza es máxima y las medidas de seguridad han sido reforzadas en Francia, prolongando el estado de emergencia tres meses más de lo previsto.