Después del atentado del 14 de julio en el Paseo de los Ingleses en Niza, el presidente francés, Francois Hollande, ha anunciado esta madrugada que Francia estará 3 meses más en estado de emergencia, el cual debía terminar el 26 de julio.

Entre otras cosas, el estado de emergencia restringe la circulación de personas y vehículos. Con ello, Hollande anunció la prolongación de la Operación Centinela, la cual tiene a 7.000 elementos armados desplegados por toda Francia.

Hollande confirmó que el ataque se trata de un acto terrorista y habló de 77 muertos, la mayoría niños. El presidente mencionó a 20 heridos en cuidados intensivos. Hollande le recordó a los medios de comunicación que Francia está "bajo la amenaza islamista" y aseguró que seguirán atacando Siria e Irak:

Reforzaremos nuestras acciones en Siria e Irak, continuaremos golpeando en su guarida a quien nos ataque.

El presidente también indicó que los reservistas serán llamados a reforzar las fronteras y las operaciones contra el terrorismo. El mandatario se solidarizó con las víctimas del atentado y con sus familiares y anunció que próximamente viajará a Niza.

Traducción: Francia está compungida, afligida, pero siempre será más fuerte que los fanáticos que hoy la quieren golpear.

A las nueve horas Hollande encabezará el Consejo de Seguridad y Defensa.