El mundo del transporte en las ciudades está viviendo su mayor revolución de la historia. No sabemos cuánto tiempo convivirán las viejas costumbres junto a las nuevas, pero lo que sí es cierto es que el cambio ya es un hecho.

Desde que hace siete años Uber empezase a recorrer las calles del mundo su dominio ha quedado patente prácticamente en el minuto uno. Es más, de los 171 países en los que ha abierto operaciones, lidera el mercado en 107. O lo que es lo mismo, el 62% de los países abiertos a que sus ciudadanos tengan una aplicación de transporte en sus smartphones.

Allá por donde pisa la enseña californiana bate sus propios récords. Según Similar Web, su app está instalada en el 21,3% de los dispositivos de Estados Unidos, mientras que su principal competidor, Lyft, sólo en el 2,6% aproximadamente. Valorada en 62.500 millones de dólares y a golpe de talonario ha conseguido hacerse con muchos lugares e, incluso, deshacerse de la competencia.

China, donde aún se les resiste el pastel, es su talón de Aquiles. Es de hecho, el único lugar donde se han tenido que unir al enemigo para poder sobrevivir. Didi Chuxing tiene el liderato del mercado y, aunque sólo opera allí, se posiciona como una de las más poderosas del mundo. Más de 1.357 millones de habitantes en un sólo país así lo han querido. A la espera de que se oficialice la fusión de ambas compañías, que peligraba por algunas diferencias de los agentes de la competencia, es de esperar que su unión supere incluso al conjunto de otros muchos países.

Fuente: Similar Web. Elaboración propia.

Después de Uber, es curioso el dato de que Careem y Grab sean las que más fronteras han conquistado. La primera, presente en seis países diferentes, domina las regiones musulmanas -aunque ahora mismo se enfrenta a una suspensión temporal por motivos legales-. Mientras que la segunda ha atacado las regiones de Indonesia, Tailandia y alrededores.

Pero las opciones van mucho más allá de las que suelen poblar las estadísticas. Rusia, región inexpugnable, tiene su propia versión de app de transporte con Yandex Taxi -también popular en antiguas regiones soviéticas-. Ola Cabs en India, aunque en este caso por muy poca diferencia ya que Uber cuenta con el 47% y Ola un 54%, o Kakao Taxi en Corea del Sur también le han ganado la batalla a la firma de Kalanick.

Apps en las que el inglés no es su idioma nativo

Es decir, las que vienen en Español. Para el conjunto de Latinoamérica, Uber ocupa un puesto muy destacado pero no es la única. EasyTaxi, que se regula con la normativa de taxis comunes, tiene una gran presencia especialmente en Argentina.

México, donde Uber ha entrado haciendo mucho ruido -para bien y para mal-, destaca por otro segundo competidor que se come el mercado poco a poco. Según los datos de Similar Web, de toda la cuota de mercado disponible Cabify, la enseña española, ya controla el 30,92%. Muy por encima de lo que dispone en su país natal, donde registra un 11,40%.

Porque si hay algo que está claro es que el líder indiscutible al sur de Europa es MyTaxi. Las enrevesada legislación vigente y la escasa disponibilidad e licencias para conductores afiliados a Cabify y Uber han empujado a la firma alemana, propiedad de Daimler, a tener la mayor parte del mercado en el país (un 20,06%). Hailo, en segunda posición, domina el 12,28% de los clientes disponibles.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.