En diciembre de 2014 las cámaras de Diputados y Senadores aprobaron la Ley General de Vida Silvestre. A partir del 8 de julio de 2015 la ley entró en vigor y tiene como eje la conservación y protección de la flora y la fauna silvestres. Entre sus estatutos prohíbe el uso tanto de animales silvestres como domésticos en los espectáculos circenses. A un año de esta ley aún son muchas la voces que se levantan en favor de la "tradición" de los circos con animales, mientras que grupos que trabajan por los derechos de los animales ven en esta ley solo un paso, aunque importante, en la materia.

El balance luce desolador para algunas familias de cirqueros con mayor tradición en México, pero también hay circos que se han reinventado para hacer sus espectáculos atractivos sin utilizar animales. Sin embargo, también se ha querido echar por tierra los logros de la ley y "se ha buscado alarmar y desinformar respecto a lo que ha sucedido con los animales que estaban en los circos", así lo expresa Mónica Lepe, representante de Justicia y Dignidad Animal A.C, quien habló con Hipertextual al respecto.

Se ha buscado alarmar y desinformar respecto a lo que ha sucedido con los animales

Y es que hace unos días una nota hizo saltar las alarmas, pues en ella Teresa Moreno, médico veterinaria, responsable técnica y enlace entre la SEMARNAT y los empresarios, según se describe en la misma, declaró que el 80% de los animales han muerto luego de entrar en vigor la Ley, pues éstos "cayeron en manos de traficantes de especies y ahora están convertidos en tapetes".

"Esto es mentira", declara la representante de Justicia y Dignidad Animal A.C. "Del censo de PROFEPA de poco más de 1,000 animales de circo a la entrada en vigor de la prohibición de su uso en espectáculos el pasado julio de 2015, casi la mitad ya se encontraban en legal tenencia de alguien distinto al circo, sea por decomisos, aseguramientos, o entregas. El resto de esos animales, si bien son parte de las colecciones circenses, cuentan con un registro, un responsable, y estos (los cirqueros) están sujetos a una reglamentación muy específica por la tenencia y uso -en cualquier sentido- de los animales en la que se prohíbe el sacrificio sin una licencia legal."

Después de la carpa

-Leona Morelia: del circo del "Guapísimo Tarzán", decomisada en Ixtlahuacán, Jal. tras una búsqueda del circo que se ocultó después de su inspección por las autoridades federales en la ZMG. Ahora vive en un Santuario de Vida Silvestre en Colorado EEUU.
-Leona Morelia: del circo del "Guapísimo Tarzán", decomisada en Ixtlahuacán, Jal. tras una búsqueda del circo que se ocultó después de su inspección por las autoridades federales en la ZMG. Ahora vive en un Santuario de Vida Silvestre en Colorado EEUU.

Morelia es una leona que fue decomisada en 2013 al circo El guapísimo tarzán registrado como Daniel Atayde, fue adquirida al zoológico de Morelia pues "numerosas transacciones comerciales de estos animales se realizan mediante zoológicos, sea en uno u otro sentido", declara Mónica Lepe. Al ser decomisada en Ixtlahuacán, Jalisco, Morelia pesaba menos que un perro de talla grande al momento de su decomiso. La situación de Morelia es ahora muy distinta pues pasará el resto de sus días en un Santuario de Vida Silvestre en Colorado, Estados Unidos.

Hay muchas formas de entretenimiento a base de talento y destreza humana, abusar de los animales no debe constituir nunca nuestra diversión.

Por esto, señala Lepe: "si bien la situación de los animales que en otro momento fueron explotados como parte de un espectáculo circense no es la ideal, y sabemos que no todos correrán con la suerte de Morelia (...) la realidad es que hemos visto ya a la última generación de individuos no humanos que padecieron este uso, terrible e injusto, en nuestro país. Hay muchas formas de entretenimiento a base de talento y destreza humana, abusar de los animales no debe constituir nunca nuestra diversión."

Claro que situación "no ideal" es muy distinto a decir que los animales estén "muertos o convertidos en tapetes". Y es que, en primera instancia, habría que considerar que los animales no se encuentran en sus hábitats y sí eran sometidos a condiciones que nada tienen que ver con sus vida natural. Por su parte, Teresa Moreno declaró también para Milenio que cuando los animales decomisados llegaron a los circos no se adaptaron, deprimieron y más tarde murieron; incluso en la nota se expresa que fueron "arrancados del hábitat al que estaban acostumbrados: aplausos, pista, luces y risas del público"; algo que, a todas luces, dista mucho de la realidad.

Por último, la representante de Justicia y Dignidad Animal, Mónica Lepe, señala que las declaraciones de Moreno se deben a intereses económicos de la misma pues ha llegado a ser la responsable técnica de más de 70 circos y 25 espectáculos ambulantes que incluyen animales no domésticos en sus presentaciones en todo el país, sin embargo, no pertenece a la SEMARNAT.

Las declaraciones lanzadas por Teresa Moreno en estos momentos responden, además de la afectación a su negocio, al debate público que se ha abierto en semanas recientes a nivel nacional e internacional sobre los zoológicos en quienes Moreno encuentra trabajo de gestoría y comercialización, al igual que lo hacía con los circos. Detrás de las carpas, el negocio del circo era el tráfico y uso -tanto lícito como ilícito- de animales; y para la parte legal se necesitan contactos comerciales y la legalización de sus “productos”.

Tigresa Selva, del circo del "Guapísimo Tarzán"; era golpeada en la cabeza con un mazo durante el espectáculo. Fue decomisada en Ixtlahuacán, junto con la leona Morelia. Selva murió meses después durante su rehabilitación en miras a ser llevada a un santuario devida silvestre en Colorado, durante una fuerte convulsión. Esto, consecuencia de los golpes que recibió por años.
Tigresa Selva, del circo del "Guapísimo Tarzán"; era golpeada en la cabeza con un mazo durante el espectáculo. Fue decomisada en Ixtlahuacán, junto con la leona Morelia. Selva murió meses después durante su rehabilitación en miras a ser llevada a un santuario de vida silvestre en Colorado, durante una fuerte convulsión. Esto, consecuencia de los golpes que recibió por años.

Así pues, el tema sigue en la mesa con posturas más que dispares; sin embargo, es importante recalcar que el uso de la información al respecto debería caminar por el terreno de la veracidad y no de la confusión o que sirva a intereses económicos y personales. Después de todo, muchas de las llamadas tradiciones que involucran el uso de animales como productos o en las que los animales son el centro de dichos espectáculos en los que, incluso, pierden la vida en pro de dicha tradición están desapareciendo, cambiando y sucumbiendo ante la comprensión de los derechos de los animales y en favor de estos seres. Claro, otras se resisten, pero en muchas estamos viendo también la última generación de individuos no humanos que serán usados para diversión y entretenimiento.

Mónica Lepe.
Justicia y Dignidad Animal A.C.*

*Justicia y Dignidad Animal A.C. realiza investigación, documentación, denuncia y participación en proyectos legislativos a favor de los animales y su difusión. De la mano con Igualdad Animal México realizó la propuesta para la abolición del uso de animales en circos en el Estado de Jalisco, así como en su capital Guadalajara, entre otras acciones.

👇 Más en Hipertextual