Andrea James es una de las ex-analistas más famosas de Tesla. De hecho, sus preguntas en las Q&A de resultados financieros, trimestre a trimestre, eran lo más esperado por la audiencia -e incluso por la compañía-. Como Gene Munster, en el caso de Apple, pero en sentido positivo. Lo más interesante del asunto es que Andrea, cuando era analista para Dougherty & Co, siempre valoraba Tesla en una posición de compra, incluso cuando nadie creía en la compañía. Cuando el Roadster era un objeto de culto para unos cuantos entusiastas, pero que nadie creyó que fuese a ser el germen del nuevo mercado.

Es interesante repasar a toro pasado las razones objetivas por las que Andrea James se convirtió en una de las analistas más fiables de la compañía y, sobre todo, en la razones que la llevaron a creer que, incluyendo los números, el futuro de Tesla iba a ser el futuro del coche eléctrico.

Atrás, en 2010, el futuro de la compañía era incierto. Tan incierto que ni Wall Street ni la mayoría de los analistas entendieron las razones que llevaron a Daimler, la matriz de Mercedes-Benz, Dodge, Chrysler, Jeep y Smart entre otros, a hacerse con el 10% de una compañía norteamericana de automoción que no había sido capaz de llevar al mercado a tiempo su primer modelo de deportivo. Pero Andrea James sí lo entendió.

Daimler se hizo con el 10% de Tesla, que vendería totalmente en 2014 Las razones que llevaron a Daimler a hacerse con el 10% de Tesla residían en que, ya en 2010, la compañía tenía una tecnología de baterías y sistemas eléctricos para coches que llevaba 5 años de ventaja a la competencia. Si el futuro de la automoción iba a ser el eléctrico, ¿quién no hubiera apostado por Tesla con esa información? El hecho es especialmente representativo, puesto que la firma de Amanda en 2010, y una de las relevantes del sector, tenía un sesgo negativo sobre la posición del mercado de Tesla, algo que cambió diametralmente cuando Daimler explicó las razones detrás de la inversión en Tesla.

Y eso lo cambió todo. Tras esa llamada, Dougherty & Company se convirtió en la única firma de Wall Street con una recomendación positiva de compra a Tesla en los primeros momentos. Tanto que el compañero de Andrea James, Jeff Evanson, dejaría la firma y se marcharía a Tesla como vicepresidente de relaciones con los inversores. A partir de ese momento, Andrea James se convertiría en la figura más relevante de todos los analistas de Tesla y, por extensión, en la más influyente para los inversores de cara al futuro del fabricante de eléctricos.

## Las razones que llevaron a Andrea a apostar por Elon y Tesla

Andrea James/Fuente: andreajames.net

Tuve la oportunidad de asistir a una conferencia privada del CEO y fundador de una compañía tecnológica española de las más importantes. Su mensaje, que repitió en varias ocasiones, fue: «si tengo que elegir entre una idea buenísima y un equipo mediocre o viceversa, prefiero quedarme con una idea mediocre y un equipo con talento». Cuento esto porque, si uno se para a escuchar a Andrea James, se dará cuenta que fue precisamente lo que vio en Elon, en Tesla y en su equipo.

Andrea explica en varias ocasiones que una de las razones por las que siempre dio una posición de compra a Tesla es porque se dio cuenta que la cultura de la empresa se basa en un aprendizaje continuo y en la atracción de los mejores talentos. Y fue precisamente esto lo que permitió a Andrea, y por extensión a Dougherty & Company, entender la ventaja competitiva de 5 años en tecnología de baterías que Tesla realmente tenía y que era a la que hacía referencia Daimler.

Y a partir de ahí comenzó a construir una perspectiva informada a fondo de Tesla Motors que era especialmente diferente a la que seguía el resto del Wall Street ¿Y a qué nivel? A uno que permitiría a Andrea hacer valoraciones de precio objetivo de Tesla a 200 dólares cuando el resto del mercado estaba fijando Tesla a 100 dólares. Básicamente, ha sido la única analista durante años que ha sabido predecir el crecimiento de la compañía y valorar acertadamente su progresión desde el lanzamiento del Roadster.

Andrea cuenta cómo una de las cuestiones que más le han chocado en su trayectoria es que Wall Street, en términos generales, siempre ha mantenido un deseo de que las cosas con Tesla fueran mal. Hasta que el Tesla Model S se convirtió en el coche de referencia para Motor Trend y, por extensión, en el coche del año. De repente, Wall Street empezó a ver con buenos ojos el precio objetivo de Andrea, y de un día para otro, ya no era la única analista que recomendaba una posición alcista de Tesla en los mercados.

La historia de Andrea James y su paseo en los mercados con Tesla es una de las más interesante que he escuchado. Estas y más curiosidades contadas de la mano de la propia Andrea están disponibles en esta entrevista de más de una hora con uno de los editores de Tesla Weekly:

Además, si te es interesante el tema puedes seguir a Andrea James Twitter y en YouTube.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.