Los Dólmenes de Antequera han sido reconocidos por la UNESCO como nuevo Patrimonio de la Humanidad. El espectacular conjunto megalítico es el primero en ser protegido por la entidad de la ONU en suelo continental y el quinto en este listado, después de los cuatro registrados hasta ahora en Malta, Inglaterra, las islas Orcadas e Irlanda.

Con este reconocimiento, España logra la "medalla de plata" en Patrimonio de la Humanidad al alcanzar un total de 45 sitios protegidos por la UNESCO, una cifra en la que está empatada con China. Italia es el país que encabeza esta clasificación con 49 rincones registrados como Patrimonio de la Humanidad. Además de este patrimonio arqueológico y arquitectónico situado en Málaga, nuestro país cuenta también con otros sitios excepcionales como la Alhambra, la cueva de Altamira, las Médulas o el centro histórico de Córdoba, entre otros.

El dictamen de la UNESCO permite proteger el conjunto formado por Los Dólmenes, El Torcal y la Peña de los Enamorados gracias a la iniciativa Piedra sobre Piedra impulsada por el municipio andaluz de Antequera. Además del reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad, otros rincones como Atapuerca, el Conjunto Arqueológico de Tarraco o el Parque Nacional de Garajonay han recibido una mayor protección de la UNESCO al declararse lugares de excepcional valor universal. España es, asimismo, el país con mayor número de Reservas de la Biosfera del mundo.