La fiscalía belga ha comparecido en rueda de prensa para comunicar las últimas informaciones sobre los atentados de Bruselas perpetrados por yihadistas de DAESH ayer por la mañana. Los datos que sabemos por el momento sobre los ataques en Bélgica son los siguientes:

  • El cerebro de los atentados sigue huido: a pesar de las informaciones publicadas esta mañana por medios belgas, el fiscal general ha desmentido la detención de Najim Laachraoui, el presunto terrorista que habría organizado los ataques de Bruselas. Las autoridades han confirmado que sí se produjo una detención ayer por la noche a través de metadatos y por los pedidos realizados a una pizzería. No se ha dado a conocer la identidad de la persona capturada, pero, en cualquier caso, no se trataría del cerebro de los atentados de Bruselas.

  • Los hermanos suicidas: los otros dos sospechosos de los ataques son los hermanos Ibrahim y Khalid El Bakraoui, considerados como los suicidas del aeropuerto y de la estación de metro de Maalbeek. La fiscalía ha señalado que encontró el testamento de Ibrahim en una papelera de Schaerbeek, mientras que el segundo kamikaze (Khalid) habría sido identificado por huellas dactilares.

  • El ataque en el aeropuerto: de acuerdo a los datos ofrecidos por las autoridades, se produjo a las 7:58 h. Hay tres sospechosos, tal y como se ha dado a conocer en la fotografía que muestra a tres hombres en la cola de facturación. Dos de los sospechosos serían suicidas -uno de ellos es el hermano Ibrahim, mientras que el otro no ha sido identificado por el momento-. La tercera persona de la imagen es Najim Laachraoui.

  • La pista del taxista: el fiscal ha explicado que el taxista que trasladó a los yihadistas al aeropuerto ha sido clave para determinar el piso donde se encontraban. Los explosivos se guardaban en las maletas que portaban. La tercera, que no llegó a estallar, contenía la mayor carga explosiva. La inspección del piso, realizada en las últimas horas, ha descubierto en su interior 15 kg de explosivos, dos detonadores, 150 litros de acetona, maleta, clavos y 30 litros de agua oxigenada. En el piso se detectaron huellas de Salah Abdeslam, el cerebro de los atentados de París capturado hace unos días. Esta es la conexión entre los ataques en la capital francesa y en Bélgica. La fiscalía ha admitido además que los presuntos terroristas tenían antecedentes, pero no por yihadismo.

  • Las víctimas: el país belga no ha facilitado por el momento lista de víctimas, aunque la fiscalía ha confirmado 31 fallecidos y 270 heridos. Las cifras son, en cualquier caso, "provisionales" por la gravedad de algunos de los afectados.

  • Se mantiene el nivel 4 de alerta: este es el máximo nivel de alarma antiterrorista en Bélgica y se refiere a "riesgo de ataques graves e inminentes". El nivel se mantiene para Bruselas, la capital europea donde tuvieron lugar los ataques.