"El mundo necesita energía ampliamente disponible, que sea fiable, asequible y que no produzca carbono". Así comienza la presentación de Breakthrough Energy Coalition, el consorcio energético que pretende revolucionar por completo el mundo de las energías limpias y que se ha anunciado bajo la inminente celebración del COP21. Y, quién sabe, tal vez no vayan desencaminados. Pues el hecho de contar con figuras tan innovadoras o representativas como el mismísimo Bill Gates o Mark Zuckerberg entre sus miembros resulta prometedor. ¿Qué intención tiene este consorcio y cómo quiere alcanzar sus objetivos?

Esto es Breakthrough Energy Coalition

Ayer, domingo, se anunciaba la existencia y la intención del consorcio: Breakthrough Energy Coalition había nacido definitivamente. Un colectivo que reúne a algunas de las mentes más brillantes de nuestro tiempo. Y no solo hablamos de Zuckerberg y Gates, probablemente las dos figuras más mediáticas. En Breakthrough Energy Coalition podemos encontrar también a Jeff Bezos, CEO de Amazon, a Meg Whitman, CEO de HP o a la universidad de Carolina. Un conjunto de grandísimos inversores con una capacidad efectiva apabullante. Pero, ¿cuál es su cometido?

La coalición tiene como finalidad invertir en proyectos que produzcan una tecnología de "0" emisionesBreakthrough Energy Coalition tiene como finalidad invertir en proyectos que cumplan con una serie de objetivos claros, entre los cuales se encuentra el producir una tecnología de "0" emisiones de gases de efecto invernadero; y que sea rentable, innovadora y beneficiosa para la humanidad. Para ello, la coalición quiere poner inversión en las ideas más prometedoras o revolucionarias, independientemente de su estadio de desarrollo y a lo largo y ancho de todo el mundo.

La intención, además, es invertir desde ya. Pues, así lo explican, necesitamos soluciones inmediatas para un mundo que está al borde del punto de no retorno. Para poder hacerlo hace falta invertir en procesos novedosos, únicos y diferentes, dejando de lado una economía energética que ha quedado desfasada y resulta dañina. Hay que luchar contra el cambio climático, explican, y hay que hacerlo desde ya, o será demasiado tarde.

La luz al final del túnel

Hasta la fecha me he mostrado muy, muy, muy escéptico (en el sentido negativo) con respecto al COP21. La cumbre de parís que se celebrará en apenas una semana no plantea más que un lavamanos para una economía mundial que está condenando al mundo. Sí, como suena. Nuestra política de emisiones nunca se ha visto corregida lo suficiente. Y a la opinión pública parece no afectarle. O al menos no es consciente de lo que está ocurriendo a su alrededor.

Sin embargo, he de admitir que ver a un conjunto de gigantes industriales como lo son los integrantes de Breakthrough Energy Coalition me ha supuesto una alegría. Más allá del qué dirán, existe una realidad económica muy difícil de agitar. Los intereses por explotar energías no renovables, así como una economía hiperdependiente, impiden a todas luces poner soluciones rápidas. Pero es que ya llegamos tarde a cualquier solución que necesitemos abordar.

Emisiones de CO2 entre 2011 y 2015

Sin embargo, Breakthrough Energy Coalition está formado por algunas de las figuras más polémicas, innovadoras y, sobre todo, poderosas del panorama mundial. Además, son famosas por invertir y aportar dinero en causas éticas y morales de todo tipo. Por eso, su voluntad de renovar ya mismo el mundo de la energía no debería tomarse a la ligera. Todo lo contrario, probablemente (espero), veamos resultados lo antes posible.

Pero el mundo sigue calentándose

Por eso mismo hay que poner medidas inmediatas. Este es uno de los objetivos, como decíamos, de Breakthrough Energy Coalition, quienes se anunciarán oficialmente durante la cumbre del COP21, a principio de diciembre de este año. Además, lo harán al mismo tiempo que se anuncia Mission Innovation, un proyecto de origen gubernamental y que engloba a varios países, liderados por E.E.U.U. con el mismo objetivo que la coalición. Una propuesta a la que el propio presidente Obama está poniendo rostro.

Las medidas gubernamentales son impuestas con demasiada lentitud, siempre vigilantes de diversos intereses o muy descafeinadasSin embargo, no es suficiente. En mi opinión, las medidas gubernamentales son impuestas con demasiada lentitud, siempre vigilantes de diversos intereses o muy descafeinadas. Hace falta inversión privada con un carácter revolucionario para atajar un problema que ya se nos viene demasiado grande. Por supuesto, sin el apoyo institucional, una medida a largo plazo no es posible.

Pero necesitamos esa inversión, ese empuje diferente, que puede resultar incluso molesto para el propio sistema energético, que se verá presionado por cambiar. Precisamente, Breakthrough Energy Coalition representa eso, una fuerza económica y fáctica potente con intenciones de hacer cambiar la economía energética con propuestas concretas y una gran cantidad de dinero. Mientras tanto, como veíamos hace poco, el planeta se sigue calentando a nuestro alrededor. Ya es hora de que nos pongamos manos a la obra. Al menos, así lo han decidido los miembros de la coalición.