Un informe hecho público hoy por la Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer (IARC), perteneciente a la Organización Mundial de la Salud, ha determinado que la carne procesada es cancerígena. Según el documento, el consumo de 50 gramos de carne procesada a diario (cantidad equivalente a dos lonchas de bacon) puede incrementar un 18% el riesgo de padecer cáncer colorrectal. Esta conclusión ha sido realizada tras considerar más de 800 estudios que evaluaron asociaciones para más de una docena de tipos de cáncer con el consumo de carne roja y de carne procesada en muchos países y poblaciones con dietas diversas.

El consumo de carne procesada puede aumentar el riesgo de padecer cáncer colorrectalEl anuncio ha sido publicado hoy en The Lancet Oncology, confirmando las sospechas sobre la posible carcinogenicidad de la carne procesada. Entre estos alimentos, la World Cancer Research Fund incluía ejemplos como el bacon, el salami o los hot dogs. Por estos motivos, la entidad ya recomendaba el consumo de carne fresca con el objetivo de reducir el riesgo de padecer cáncer.

Además, la OMS ha declarado que la carne roja (carne muscular de mamíferos, tales como la carne de res, ternera, cerdo, cordero, caballo o cabra) puede ser "probablemente carcinogénica", aunque el panel de expertos no ha encontrado suficiente evidencia científica para confirmar este punto. Según declaró el Dr. Kurt Straif, Jefe del Programa de Monografías de la IARC, "para un individuo, el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal por su consumo de carne procesada sigue siendo pequeño, pero este riesgo aumenta con la cantidad de carne consumida". La decisión de la OMS, sin embargo, no supone que debamos dejar de consumir carne, puesto que estos alimentos presentan un importante valor nutricional, al contener proteínas, hierro, zinc o vitamina B12. Por este motivo, se recomienda consumir carne fresca y no carne procesada, entendiendo esta como "la carne que se ha transformado a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación".

A nivel internacional, la reacción de la industria cárnica no se ha hecho esperar. Según publica Financial Times, el sector ha expresado que la declaración de la Organización Mundial de la Salud es "alarmista y dramática". Hipertextual se ha puesto en contacto con la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE), y en el momento de la publicación de este artículo, no se habían recibido las valoraciones de la patronal sobre el informe realizado por la OMS.