Uno de los grandes enemigos del fotógrafo es la oscuridad, ya que el proceso para captar imágenes es imposible sin la existencia de luz. Sin embargo, cada vez más se está rompiendo esa barrera. De hecho, hay cámaras que incluso dan la impresión de captar más luz que el propio ojo humano, llegando a reflejar situaciones casi con total ausencia lumínica.

La sensibilidad ISO que se suele incluir dentro de lo que popularmente se ha llamado como “triángulo de exposición”, y siempre ha sido el que debíamos mantener al mínimo si no queríamos que la calidad de nuestra imagen se viese afectada de forma negativa. Eso continúa siendo así, pero ahora el margen hasta el que podemos emplear valores ISO es mucho mayor.

En la fotografía digital, la sensibilidad se crea a partir de impulsos electrónicos, los cuales amplifican la luz captada por el sensor. En función del sensor y el procesador de nuestra cámara, ese ruido será más o menos evidente. Sin embargo, los últimos lanzamientos, tanto de DSLR como de mirrorless, revelan una gran evolución en este apartado, lo que les alza como dispositivos muy apropiados para la fotografía nocturna.

Así, existen una serie de dispositivos especialmente indicados cuando debemos emplear elevados valores de sensibilidad ISO, aquellos con los que no tendremos problemas para enfrentarnos a ninguna situación lumínica por muy escasa que sea la luz de la escena.

Nikon D810A

Nikon D810a

La Nikon D810A fue anunciada en febrero de este mismo año. Entre sus características más señaladas, encontramos que se encuentra especialmente orientada para la astrofotografía. Por ello, además de tener un filtro infrarrojo que permite captar colores más fidedignos de nebulosas y otros fenómenos del espacio exterior, también tiene capacidad para alcanzar hasta 51.200 de ISO. De hecho, en Nikon Rumors ha publicado algunos ejemplos donde, a pesar de usar 9000 de ISO, los resultados son bastante positivos.

Canon EOS 5D Mark III

Canon EOS 5D Mark III

Con capacidad para alcanzar 102.400 de ISO y un sensor full frame, la Canon EOS 5D Mark III se convierte en uno de los mejores dispositivos para la fotografía nocturna. Incluso el propio Ken Rockwell comentaba en su análisis lo sorprendido que se encontraba ante el rendimiento de esta cámara al usar una elevada sensibilidad. Por ello, valores extremos como 25.000 ISO son perfectamente utilizables mostrando un granulado realmente escaso.

Sony A7S II

Si la Sony A7S ya nos dejó bastante impresionados con su rendimiento en bajas condiciones lumínicas, su segundo modelo mejora aún más sus resultados. Además, ahora se puede grabar 4K desde el propio cuerpo ampliando la sensibilidad a la sorprendente cifra de 409.600 ISO. A pesar de tener únicamente 12 megapíxeles, el tamaño sus celdas se han incrementado para así aumentar la capacidad de éstos al captar la luz que incide en el sensor. De nuevo, la Sony A7S volverá a enamorar a aquellos fans más acérrimos del vídeo y de la fotografía nocturna.

Nikon D4S

Nikon D4S

En photographylife utilizaron ejemplos para comparar el rendimiento de la Nikon D4S con respecto a su antecesora, y lo cierto es que ya aumenta el buen rendimiento que tenía el primer modelo en altas sensibilidades. En esta ocasión, el rango de ISO es ampliable hasta 409.600, algo que junto a su sensor full frame la convierten en un dispositivo deseado por muchos fotógrafos.

Nikon Df

Nikon Df

La Nikon Df se sitúa en la intersección entre lo digital, lo analógico y lo hípster. Además, según Dxomark, incluso supera a la Nikon D4S a pesar de que (supuestamente) incorporan el mismo tipo de sensor. En la web de Danny Santos podemos ver algunos retratos que ofrecen buenos resultados a pesar de que la ISO es bastante elevada. Eso sí, el autor también comenta que fue bastante complicado intentar enfocar con dicha cámara.

Canon ME20F-SH

“Ver lo invisible al ojo humano”, con ese titular presentábamos hace unos meses la ME20F-SH, la cámara de Canon capaz de alcanzar hasta 4.000.000 ISO. A pesar de sus pequeñas dimensiones, incorpora un sensor de tamaño completo que permite grabar a una resolución máxima de 1.920 x 1.080. Así, el video superior es un claro ejemplo de hasta dónde puede llegar la ME20F-SH, que en ocasiones incluso podría pasar por gafas de visión nocturna.