El solitario es, quizás, una de las apps más reconocibles de todas las preinstaladas con Windows desde sus primeras versiones, siempre ha estado, y siempre estará, al menos en eso confiamos todos. A pesar de que el lanzamiento de Windows 10 ha llegado con unas críticas extraordinarias elogiando, tanto el buen trabajo que ha hecho Microsoft con su sistema operativo, como su gratuidad y facilidad a la hora de instalarlo, esta nueva versión del S.O. de los de Redmond se ha sumado al modelo free-to-play y el Solitario que viene preinstalado en Windows llega con sorpresa.

Resulta que ya que el Solitario es uno de los juegos más jugados por trabajadores aburridos en todo el mundo, pues en Redmond han pensado que sería un buen movimiento sacar provecho de todas esas horas laborales desperdiciadas y ha convertido a su juego pre-instalado en un aplicación con publicidad que podremos eliminar a través de nada más y nada menos... ¡un modelo de suscripción!

Por 1,49 dólares al mes o 9,99 dolares al año podremos librarnos de los anuncios en el Solitario de Windows 10 y de los molestos vídeos publicitarios, que además tienen sonido, y seguir con nuestra jornada laboral como hasta ahora: