Aunque muchas personas podrían asegurar que tener un blog es cosa del pasado, la verdad es que es una práctica que todavía sigue muy viva, a pesar de haber sufrido notables transformaciones. La variedad de temáticas que se pueden utilizar es inmensa; la variedad de servicios que te permiten alojar un blog es muy amplia; y la variedad de herramientas con las que contamos hoy en día para ponerlo chulo, son enormes; así que funcionan muy bien para casi cualquier persona que decida comenzar con uno.

Si bien la práctica de escribir un diario personal, puede ser el comienzo perfecto para crear tu propio blog, siempre habrán temas nuevos que llamen nuestra atención y aspectos que podamos mejorar sobre la marcha. Escribiendo y practicando podrías llegar a convertirte en todo un profesional, que en estos tiempos ser blogger es un trabajo real y, en algunos casos, uno muy bien pagado.

A pesar de lo bien que suena todo, ser blogger y trabajar desde casa de manera formal requiere de más rigor y organización de la que imaginas; aquí algunos consejos para no morir en el intento. Pero si ya estás decidido a comenzar con esta nueva aventura lo único que resta decirte, querido amigo, es que estás a punto de atravesar un camino lleno de espinas: vas a cometer errores, vas a encontrar bloqueos mentales y vas a tener a gente que te odie; pero, afortunadamente, al final del camino vas a encontrar la felicidad laboral con que todos sueñan.

Guía de supervivencia para bloggers

Guía para bloggers

  • 1. Tómalo personal, pero no busques perfección. Los lectores siempre preferirán a una persona real, que leer a una marca fría y distante que nunca se encuentra accesible. La comunicación social es el lugar perfecto para mostrar un trato más personal con tus seguidores.

  • 2. Cuida la apariencia. Buena combinación de colores y fotografía de alta calidad son la mejor forma de atraer nuevos seguidores. También procura seleccionar diseños sencillos y de navegación intuitiva para los menos expertos.

  • 3. Envía mensajes claros, pero no te limites demasiado. Para procurar visitas regulares a tu blog, es importante crear una variedad de temas atractivos al lector pero que mantengan cierta relación con la temática original. Los seguidores pueden ser realmente muy sensibles y llegar a perder interés si no nos ocupamos de ellos.

  • 4. No te desesperes por el crecimiento. Algunas personas, marcas y bloggers se centran demasiado en conseguir más seguidores, que descuidan a los seguidores de calidad con los que cuentan actualmente. Tener una gran cantidad de seguidores puede ayudarte a lucir confiable, pero no necesariamente quiere decir que conseguirás más negocios.

Guía de supervivencia para bloggers

  • 5. Permanece fiel a ti mismo. El miedo es algo que se encuentra sólo en nuestras mentes, y somos realmente los únicos que podemos establecer límites para tal cosa. Cuando eres bueno en lo que haces el tiempo se encargará de mostrarlo y la gente va a querer asociarse contigo para crear cosas buenas juntos.

  • 6. Sé siempre creativo y piensa fuera de la caja. Algo que molesta a una gran cantidad de seguidores en las redes sociales, es la falta de originalidad. Busca inspiración y aprende constantemente para ofrecer material de calidad a tus lectores.

  • 7. No te conviertas en un anuncio andante. La publicidad genera ganancias, pero no seas ambicioso porque el exceso de anuncios y publicidad podría causarte perder algunos seguidores.

  • 8. Apoya a otros bloggers. Si alguien deja un comentario en tu blog, tómate el tiempo para responderle. Recuerda que ellos invirtieron su tiempo haciendo clic para dejar palabras amables, lo menos que puedes hacer es devolverles el favor.

  • 9. No te compares a ti mismo. No te concentres demasiado en el éxito de otras personas, porque el resultado final de tu propósito se desviará y terminarás totalmente desanimado.

  • 10. Usa tu tiempo sabiamente. Sé productivo y no pongas pretextos para hacer en otro momento las cosas que deberías estar haciendo ahora. Organiza tus tiempos pero no te excedas en preparar, escribe ahora y edita más tarde.