Definir concretamente qué son los juegos de realidad alternativa es complicado, hay un gran debate en torno a esto, incluso hay quienes dicen que no deben ser definidos, para evitar limitarlos. Pero si hay características comunes que permiten acercarnos a una definición. Los juegos de realidad alternativa o ARG utilizan una narrativa interactiva, en la que el mundo real es la plataforma en la que se desarrolla.

Los ARG emplean medios diversos para contar una historia que se ve directamente afectada por las ideas y acciones de quienes participan en él. Es decir, no es un juego que se limita a un solo medio (una consola de videojuegos, PC o un tablero, por ejemplo) sino que se vale de distintas formas para involucrar a los participantes en la historia. De este modo, podrías correr por toda la ciudad buscando las pistas para desentrañar un misterio, o podrías involucrarte en una suerte de culto para resolver una situación que te proponen. El objetivo de los ARG es desafiar los límites de tu imaginación.

Esto no es un juego: ¿Cómo debe ser un juego para ser considerado ARG?

La naturaleza de los juegos de realidad alternativa es permitir que los individuos se conecten y vayan integrando cada vez más personas a la experiencia, creando una comunidad.

La premisa más importante de los ARG ha sido acuñada en la frase “Esto no es un juego”, pues los participantes no deben ser capaces de distinguir entre el juego y la realidad. La línea que separa ambos universos debe ser muy fina, casi irreconocible. Las reglas del juego no deben ser específicas, sino que deben ser descubiertas por cada individuo. Asimismo, la historia del juego no se presenta de forma cronológica, el participante debe descubrirla juntando piezas dispersas en distintos medios, por lo que resulta imprescindible que todas las piezas tengan cierta concordancia y conexión.

Otra parte fundamental de los ARG es que se desenvuelven en múltiples espacios. Mientras que cuando juegas un videojuego estás limitado a un mundo imaginario en la consola, o bien la experiencia de un juego de rol se limita a un tablero o a un lugar y tiempo reducido en el caso del LARP; las piezas de los ARG se esconden dentro de la red, en los espacios públicos, en otros individuos; puede cobrar forma en un pasaje de la literatura universal, en las palabras de un extraño, en una llamada telefónica misteriosa y mucho más.

nautilus-8a-header

En los ARG, la vida real es un medio; no es necesario crear un alter ego, un avatar. Quienes participan deben ser ellos mismos dentro del juego, unas personas normales que se encuentran con un reto a superar y se verán obligados a buscar pistas en su cotidianidad. Es por esta característica que se convierten en experiencias comunitarias. A pesar de que los ARG son poco difundidos en un principio, la naturaleza del juego es permitir que los individuos se conecten y vayan integrando cada vez más personas a la experiencia, creando una comunidad.

Cicada 3310 y Jejune Institute: los ARG más populares

El primero de enero de 2012 se publicó en 4Chan una imagen poco particular. Sobre un fondo negro, unas letras blancas decían:

“Hola. Estamos buscando individuos altamente inteligentes. Para encontrarlos, hemos diseñado un test.
Hay un mensaje oculto en esta imagen. Encuéntrala, y te pondrá en la ruta para conseguirnos. Queremos encontrarnos con los pocos que logren hacerlo.
Buena suerte.
3301”

cicada3310

La imagen no era otra cosa que una muestra de la esteganografía digital: una forma de esconder un mensaje codificado dentro de un mensaje. Una persona en Suecia logró descifrarla: decía “Tiberius Claudius Caesar”. Este era sólo el comienzo de un viaje digital que lo llevó a direcciones webs, más imágenes codificadas, números mayas, códigos QR en posters colocados en la calle y referencias a literatura y filosofía. Esa imagen fue el comienzo de Cicada 3310, uno de los ARG con retos más elaborados y misteriosos de la red. Cientos de personas se unieron a la búsqueda, pero sólo unos pocos lograron terminar la misión. En teoría, cada año en la misma fecha se publica un nuevo puzzle (siempre en torno a la seguridad de datos, criptografía y esteganografía) en la red para que sólo los individuos más recursivos e inteligentes lo completen. Hay diversas teorías sobre quienes están detrás de Cicada: organizaciones de cybermercenarios, la CIA y NSA en busca de nuevos profesionales, y mucho más; pero nunca nadie se ha atribuido la responsabilidad de este juego.

Entre los años 2008 y 2011, comenzaron a aparecer en la ciudad de San Francisco flyers que publicitaban algo llamado la “Fundación del pensamiento Acuático”, quienes ofrecían terapia con delfines, conectando tu cerebro con el de un delfín; así como también aparatos que protegían tu integridad con campos de fuerza, cámaras de fotografía que proyectaban imágenes del pasado y del futuro; entre otras cosas. Toda la publicidad apuntaba a una dirección, donde se ubicaba el Jejune Institute. Al llegar al lugar, te hablaban de la “socio-reingeniería” y te invitaban a una inducción. Era como entrar a un culto aterrador, pero en realidad se trataba de un ARG.

jejune-institute

Más de 7000 personas participaron en este juego, en el que debías resolver acertijos, recorrer la ciudad, encontrar pistas y ejecutar acciones como bailar en la calle, además de asistir a reuniones y retiros. El nivel de compromiso y concentración de los participantes durante todo el juego fue impresionante y pueden verlo en el documental The Institute, donde la mente maestra detrás de este ARG, un artista llamado Jeff Hull, revela todos los detalles.

La trascendencia de los ARG

Si vieron la charla TED de Jane McGonigal, seguramente saben del juego llamado “World without Oil”, en el que los participantes viven en un mundo donde no hay petróleo ni sus derivados, por lo que deben fraguar estrategias para sobrevivir sin este elemento. Este juego es un ARG que busca utilizar la imaginación colectiva para resolver problemas reales. Este videojuego es una muestra de cómo puede utilizarse la plataforma ARG y su naturaleza comunitaria para encontrar soluciones puntuales a problemas que podríamos enfrentar en el futuro.

Por otra parte, los juegos de realidad alternativa se han utilizado como parte de campañas publicitarias. Por ejemplo, en el año 2007 se creó la campaña Why So Serious para promover la película The Dark Knigth, que presentaba un sitio web apoyando la campaña política de Harvey Dent; pero también un sitio “vandalizado” en donde los emails enviados por los fanáticos removían pixeles de una umagen para revelar la imagen del Joker; además de enviar a los fans que asistieran al Comic-Con de ese año en una búsqueda para encontrar mensajes ocultos, fotografías y trailers.

Los ARG pueden transformar la forma en la que podemos enfrentarnos al mundo, a lo cotidiano. Pueden convertirse en una forma de redescubrir tu ciudad (por ejemplo, utilizando la aplicación Ingress para tu teléfono inteligente), convertir una campaña publicitaria en una experiencia interactiva y hasta divertirte con quienes conoces. Es posible diseñar un juego de realidad alternativa en un salón de clases para mejorar la experiencia del aprendizaje, de hecho Jane McGonigal compartió algunos trucos para hacerlo, o involucrarte en alguno que ya exista sólo para divertirte, lo importante es incluir la experiencia lúdica en lo que vives a diario y utilizarlo como una herramienta para potenciar la imaginación y ver el mundo con otros ojos.