Tomar la decisión de hacerse un tatuaje no siempre corre por una línea recta y libre de información contradictoria. Si ya te has hecho alguno, las cosas no cambian mucho y puede que en muchas ocasiones te encuentres -aún- con una interminable lista de reacciones negativas por parte de las personas a tu alrededor.

Si hay algo contra lo que no podremos ganar jamás los "tatuados" es a los prejuicios basados en la apariencia de las personas y, en este caso, quien discrimina, ataca, ofende o simplemente no acepta a alguien porque está tatuado, denota una falta de cultura tremendo. No es obligatorio que te gusten o los aceptes, pero sin duda esta libertad de elección está lejos de la discriminación.

La momia de Otzi, el "hombre de hielo", tiene tatuajes en su cuerpo y data de 3 mil años A.C.

Y es que los antecedentes más antiguos de los tatuajes se remontan a miles de años. Sí, Otzi, el famoso "hombre de hielo" del que fuera recuperado su cuerpo en los Alpes en 1991, tiene en sus muñecas, espalda y piernas una serie de tatuajes en forma de líneas. No solo eso, en Japón, en tumbas que datan de 3 mil años A.C. se encontró cerámica que representaba a los muertos con marcas faciales.

A lo largo de diversas culturas y épocas, los tatuajes han estado dotados de significados que van desde lo mágico, curativo, social. También han tenido atribuciones religiosas y usados en momentos de guerra para hacer a sus combatientes más intimidantes, como el caso de los tatuajes faciales maories.

Un poco de historia

Veamos un poco la historia de los tatuajes y sus orígenes que, como decíamos líneas arriba, se remonta a miles de años. El siguiente video es un resumen divertido y sencillo de los muchos que podemos encontrar en TED Ed.

Cuando seas mayor te arrepentirás de haberte tatuado

Lo cierto es que sí hay personas que se arrepienten de haberse realizado un tatuaje. Un estudio realizado por Harris Interactive de 2003 a 2008 reveló que el 84% de las personas encuestadas (tatuadas) decían no arrepentirse de tener tatuajes, es decir, una gran mayoría. ¿Y qué pasa con el otro 16%? Declararon que sentían el haberse realizado sus tatuajes muy jóvenes, se arrepentían que fuera permanente o que cambiara de aspecto con los años y, otros, en menor medida, que el diseño ya no les gustaba. Así que, podemos ver que esto es en mayor medida falso y nos insta a pensar muy bien en la elección del diseño y el tatuador.

Los tatuajes son para personas rebeldes y criminales

Bueno, estamos ante un par de cuestiones distintas, en la primera parte, sobre la rebeldía, la estima sobre los tatuajes, como hemos visto en el video, han cambiado con el tiempo y es distinto en las culturas y épocas. Así que una generalización es más bien una equivocación. También agregaría, que según el mismo estudio realizado por Harris Interactive, mencionado líneas arriba, las personas tatuadas sí sienten que son más rebeldes (36%), y casi a la par se sienten más sexys (31%).

Ahora bien, en la cuestión de criminales, ya vimos que en muchas ocasiones se han utilizado los tatuajes en bandas criminales, en diversos momentos y culturas, pero claro, ya no es posible hacer esta generalización.

Shtu
Shtutterstock

No puedes donar sangre

Las más de las veces que he escuchado argumentos en contra de los tatuajes, luego de abandonar la vía de la percepción social, es este y de paso sostienen que las personas tatuadas no son sanas. Lo que sí sucede es que los requisitos para ser donador de sangre sí contempla los tatuajes como un impedimento, pero solo durante un periodo que puede variar de país a país. En el caso de México, es necesario que hayan pasado al menos 12 meses, en España se piden 6 meses.

La razón es porque al realizar un tatuaje se hace una herida que va hasta la dermis, que es una de las capas profundas de la piel, desde ese momento y hasta varias semanas después, la herida sana, cicatriza y deja de haber inflamación. Así pues, se trata de un periodo en el que los donadores de sangre deben sanar, lo mismo sucede si tienes un resfrío o se tiene la menstruación, las defensas están bajas y no se es apto para donar sangre.

No conseguirás un buen trabajo

Sin duda uno de los argumentos que más frenan intenciones de realizarse un tatuaje. A eso, siempre respondo: ¿quién quiere trabajar en un lugar que antepone los tatuajes a las capacidades profesionales de una persona? Además, esto no es necesariamente cierto en estas épocas, no dar trabajo a alguien por tener un tatuaje comienza a verse como discriminación, y en muchas áreas como la ciencia, la política, por mencionar algunas, encontramos personas tatuadas.

Es peligroso tatuarse durante en embarazo

Estamos ante una verdad, aunque no tan trágica como se versa. Las restricciones durante los embarazos son muchos, y cómo no serlo si se trata de un proceso delicado. Los tatuadores aconsejan seguir las recomendaciones médicas al respecto ya que el proceso de curación de un tatuaje no es recomendado para embarazadas. Así como la posibilidad de infecciones o reacciones adversas a las tintas, que son "normales" si se considera que tatuarse es, como vimos, prácticamente hacerte una herida.

Otra cosa a considerar es que, tanto como si se está embarazada o cómo si se piensa hacerlo en el futuro, los tatuajes en la zona lumbar no son aconsejados. Esto porque si al dar a luz se requiere anestesia epidural la punción va desde la piel hasta la médula atravesando la zona donde se encuentra la tinta, este tipo de anestesia está contraidicada para las personas tatuadas en ese lugar.

Los tatuajes explotan en procedimientos de resonancias magnéticas

Shutterstock - motuwe
Shutterstock - motuwe

Sí, también recuerdo el capítulo de 'House' donde un paciente suyo tiene que someterse a una resonancia magnética y ésto la causó un dolor terrible. Este mito también lo he visto repetido infinidad de veces, en muchas ocasiones. Es el mismo Dr. House que explica que la calidad de las tintas varía dependiendo de épocas y dónde se realicen los tatuajes. Ahora bien, los tatuadores explican que algunas personas les han dicho que al someterse a estos procedimientos médicos han sentido picor o un poco de dolor en el área tatuada, pero claro que no explotan. Además, los componentes metálicos en las tintas está en desuso en el tatuaje moderno.

Ser tatuador no es una profesión

No hay nada más alejado a la realidad que esto. Y es que, tanto las personas que realizan tatuajes con herramientas tradicionales, hasta lo tatuadores con modernas máquinas y estudios bonitos, son profesionales en sus áreas que tienen un trasfondo cultural, personal, emocional, artístico, tremendo. Se necesita ser más que un buen dibujante y saber rayar la piel, también hay que conocer aspectos médicos, químicos, tecnológicos, así como tener una gran sensibilidad con sus clientes, después de todo no hay tatuaje que no tenga una historia detrás.

Las tintas obscuras se vuelven azuladas y las tintas claras duelen más

Volvemos aquí al mismo punto del avance en la composición de las tintas, un tatuaje obscuro no necesariamente se hará azul o verdoso con el paso del tiempo, esto ocurría en mayor medida con las tintas utilizadas en los 50's y 60's, así como en las tintas de baja calidad que se usan en tatuajes carcelarios o no profesionales.

Ahora bien, en cuanto a las tintas claras, éstas suelen usarse en las etapas finales de los tatuajes y esto significa que son aplicadas en zonas en las que ya se tatuó y, por tanto, puede estar adolorida o inflamada debido al procedimiento. Los tatuadores explican que no hay ninguna relación en el tono de la tinta y el dolor.