Los videojuegos son mucho más que simplemente un "hobby". Se han convertido, ahora más que nunca, en un medio de entretenimiento increíble, e incluso deportivo, gracias al auge de los eSports que ha ido de la mano del crecimiento y la masificación de internet. Hoy en día, es tan normal ver un programa de televisión, como ver a una persona a través de internet jugar a un videojuego, sea cual sea.

Y los datos de Google así lo demuestran. Según su más reciente estudio, las búsquedas en YouTube, su popular plataforma de vídeos por internet, fueron lideradas por los videojuegos. Minecraft es rey en YouTube, ya es todo un producto de culto, y todo esto no hace más que demostrar su valor, y por qué Microsoft pagó 2.5 mil millones de dólares por Mojang.

PewDiePie es el youtuber más famoso del mundo, con 30 millones de suscriptores y se dedica a hacer vídeos de juegosComo se puede apreciar en la gráfica, Minecraft fue el segundo término más buscado en YouTube, después de algo tan amplio y vago como "Música", y seguido de algo igual de inexacto como "Películas". En el séptimo lugar de la lista de términos de búsquedas en YouTube encontramos a PewDiePie, el youtuber con más suscriptores en el mundo, que ya supera los 30 millones de personas y que, según sus propias palabras, gana más de 4 millones de dólares al año por sus vídeos.

En este caso hablamos de términos concretos en búsquedas en YouTube, pero el liderazgo de los videojuegos va más allá. En el "Top 10" de búsquedas nos encontramos cosas como Frozen, la tan exitosa película animada, músicos como Drake o Beyonce y la pegajosa canción "Happy" de Pharrell Williams, todos estos por debajo de Minecraft, un juego que no tiene historia (aunque Telltale Games se está encargando de esto) ni propósito final más que tu personaje sobreviva y construir cosas.

El poder de Minecraft es increíble. Existen un sinfín de canales en YouTube dedicados única y exclusivamente a jugar este videojuego creado por Markus "Notch" Persson, con millones de suscriptores que no se pierden sus aventuras, pero allí nace la pregunta:

¿Es tan divertido ver a alguien jugar un videojuego, como jugarlo en persona?

Quizás sí, para muchos sí. Y es aquí donde YouTube ha sido un antes y un después para la industria. En YouTube reinan los videojuegos y eso beneficia tanto al que ve los vídeos (porque se divierte), como al que los hace (porque gana dinero... y se divierte), como a la empresa que hizo el juego (porque, si es un buen juego, esto es publicidad de la mejor que existe, y en muchos casos gratuita).

En Corea del Sur, existen bares en donde personas se reúnen a ver partidas de torneos de videojuegos como LoL o DOTA 2, como si se encontraran viendo la final del mundial de fútbol. ¿Extraño? Hoy en día quizás, pero esto es el pan de cada día en YouTube, y son muchos los que día a día no se acuestan a dormir sin ver la última locura de PewDiePie en un juego de terror, y esta clase de estrellas de internet relacionadas a los videojuegos no harán más que crecer y hacerse más y más populares.