Hace 5 años The Good Wife ya había terminado su primera temporada y no tenía ni idea de que existía, si había escuchado el nombre de la serie alguna vez, de seguro me entró por un oído y me salió por el otro. ¿La buena esposa? eso suena ultra "meh". Hoy es una de mis series de televisión favoritas, una de las mejores en la actualidad por donde se le vea, y al nivel de cualquiera de las que se llamen obras maestras de la TV.

The Good Wife tiene un de esos problemas y estigmas que son bastante difíciles de quitarse de encima: un mal nombre. Es que solo viéndolo por encima suena a la historia aburrida de una anciana republicana, el nombre no da ni para pensar que es otra serie de abogados procedimental (de esas que tienen un caso todas la semanas y lo resuelven al final de cada capítulo) medianamente entretenida. Cuando en realidad si es una serie de abogados procedimental sumamente entretenida, y resulta que eso es lo menos interesante de todo el show.

Los personajes

La protagonista en The Good Wife es Alicia Florrick, interpretada por Juliana Margulies (si veías E.R. seguro la recuerdas) que hace un trabajo ridículamente bueno. Se trata de una abogada que dejó de ejercer hace más de una década para dedicarse a la vida de ama de casa ejemplar y esposa medio florero del Fiscal de Distrito del estado de Illinois, Peter Florrick, interpretado por Chris Noth (sí, Mr. Big en Sex and The City). Que eso último no te condicione a creer que esta serie es para ese tipo de público, no importa si eres un hombre barbudo muy heterosexual cuyas series favoritas son Sons of Anarchy y The Walking Dead y te suena que una serie sobre una esposita de los suburbios que lucha por la vida, es muy fresa para tus gustos. The Good Wife es HARDCORE.

Personajes memorables, bien desarrollados y carismáticos.

Resulta que Peter Florrick es tremendo patán y además criminal, luego de que se arma todo un escándalo porque el tipo se acostó con yonosecuantas prostitutas, también se descubre que era un empleado público modelo... modelo de corrupción, y termina en la cárcel por unos cuantos años. Ahora Alicia con un escándalo encima y con un esposo en la cárcel, pues no le queda más remedio que salir a buscar trabajo para mantener a sus dos hijos y no quedarse en la calle. El nombre de la serie viene dado porque Alicia no se divorcia de Peter, y de hecho a pesar de toda la suciedad del tipo que sale a la luz, ella se mantiene a su lado (al menos frente al público).

Luego de sufrir buscando trabajo, un amigo de la universidad, Will Gardner (Josh Charles) le da trabajo en su propia firma de abogados, Lockhart & Gardner. Will y Alicia además tuvieron una relación en el pasado que no quedó en mucho pero cuya flama claramente no estaba completamente apagada. Esto crea un interesante y sumamente intenso triangulo amoroso para nada parecido al de Twilight. Este bufete está lleno de personajes interesantísimos que van apareciendo y tomando protagonismo con el paso del tiempo. Diane Lockhart (Christine Baranski a.k.a. la mama de Leonard) es la socia de Will, y una mujer de esas que dan miedo del bueno, ultra segura de si misma, y fan de Hillary Clinton. Kalinda Sharma (Archie Panjabi) es la investigadora temeraria del bufete, y un personaje sumamente misterioso que entabla una relación llena de química con Alicia. Y, Cary Agos (Matt Czuchry a.k.a el novio de Rory) quien se convierte desde un principio en el rival de Alicia porque ambos luchan por tener un mejor puesto en la firma durante las primeras temporadas.

Otro regular que no aparece desde las primeras temporadas pero es de los mejores personajes que ha podido incluir la serie, es Eli Gold (interpretado magistralmente por Alan Cumming), quien es el jefe de campaña de Peter Florrick, porque claro [SPOILER ALERT] Peter sale de la cárcel y se vuelve a lanzar como el político redimido del año [SPOILER ALERT].

Los casos

Como buen procedimental, casi todas las semanas el bufete enfrenta un caso. Estos casos suelen ser sumamente interesantes y estar relacionados con la actualidad en la vida real. La forma en la que se presentan, y lo bien escrita que está la serie, hacen que el señor David E. Kelley quede en pena, lo mejor de Ally McBeal o The Practice está un nivel por debajo de The Good Wife... In my opinion. Una de las cosas que más me gustan de la serie es como toma eventos relevantes de lo que está pasando en el mundo, y los lleva a tu televisor en alguna batalla en la corte completamente fenomenal.

The hipster Good Wife, hablando del Bitcoin antes de que fuese mainstream.

En la tercera temporada, Kalinda se encuentra investigando a un misterioso hacker que creó una "moneda virtual", mientras Alicia trabaja en un complicado caso en el que salen a relucir las cryptomonedas. Esto fue mucho antes de que Satoshi y el Bitcoin se hicieran completamente mainstream. The Good Wife es una serie nerd. Tanto así que el show tiene sus propios Google, Facebook, Apple, Reddit, etc. Y los parodia de una forma impecable, de hecho la firma lucha un tiempo por poder representar a una de estas empresas. Si alguna vez te enteraste de como Katy Perry prácticamente se copió una canción de Sara Bareilles, pues en The Good Wife hicieron un capítulo inspirado en eso, se burlaron de las ganancias ridículas que obtienen los artistas en Spotify, y en lo absurdas y complicadas que son las leyes de copyright en los Estados Unidos. Y más recientemente se han metido de frente a criticar como trabaja la NSA. Es simplemente placentero de ver.

La historia

Al contrario de muchos otros procedimentales donde el enfoque principal está en el caso de la semana, y pasan 8 temporadas y apenas sabemos 3 cosas sobre cada personaje, The Good Wife cuenta una historia paralela. La historia no solo de Alicia Florrick, sino de todos los personajes que la rodean. Personajes tan bien desarrollados, y tan consistentes consigo mismos que el espectador logra crear una conexión con cada uno de ellos, algo bastante difícil de hacer. The Good Wife logra que sus personajes te importen, que te agraden, que los odies, que te parezcan interesantes, despreciables o graciosos.

Muchos actores invitados pasan por la serie dejando una marca importante, actores como John Nobel (sí, Walter en Fringe) ha tenido una de mis participaciones favoritas en la serie. Michael J. Fox ha aparecido en más capítulos que cualquier otro invitado, e interpreta a un personaje bastante vil, y que no terminas de poder odiar del todo. Carrie Preston que interpreta a la abogada Elsbeth Tascioni es tan genial en cada episodio que aparece que debería ya tener su propia serie. Nathan Lane ha sido maravilloso. Hasta Matthew Perry aparece en un par de episodios y no es nada Chandler. La lista es enorme, y llena de actores talentosos que interpretaron personajes de manera formidable.

The Good Wife más de una vez se ha tomado un descanso del "caso semanal" y ha dedicado todo el episodio a los problemas de cada personaje. Y, aunque Alicia es casi siempre el punto al rededor del cual gira todo, la serie no niega tiempo y lineas a contarnos lo que pasa con el resto del universo que la rodea. Michelle y Robert King cuentan varias historias al mismo tiempo, y las cuentan de forma sublime.

De menos a más

The Good Wife no es una simple serie de abogados sin más.

Cada temporada de The Good Wife es simplemente mejor que la anterior. Cada año miro atrás y recuerdo los capítulos que ya pasaron y no puedo sino decir que los de la semana pasada fueron mejores que los de hace 2 años, y esos fueron mejores que los primeros. Es una serie que ha venido creciendo a un ritmo constante, que no ha tenido un año flojo, que no ha tenido una temporada mala, que simplemente se pone mejor con el paso del tiempo. Un vino.

The Good Wife no es una serie de abogados sin más. Para ver una buena serie de abogados actualmente, puedes ir a ver Suits. Si quieres ver una de las mejores series de TV que han existido, en la que resulta que muchos personajes son abogados, ve a ver The Good Wife. Si nadie nunca te la ha recomendado, deberías ampliar tu circulo de amistades. Actualmente en su sexta temporada, si nunca la has visto, tienes mucha tarea por hacer.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.