Los vehículos eléctricos están de moda, y como suele ser habitual, la tecnología va de la mano en este nuevo segmento de mercado, que está copando el interés de los consumidores por tratarse de una propuesta diferente a los vehículos de combustión tradicional. En este sentido, Renault ha apostado desde el principio por los eléctricos, primero con el Twizy, y ahora con el ZOE, vehículo que hemos tenido la oportunidad de probar en la Renualt Techno Experience, celebrada el pasado fin de semana en Madrid y que nos ha dejado el mismo buen sabor de boca que la pasada edición de Marzo.

El nuevo Renault ZOE es un derroche de tecnología por sus cuatro costados; tecnología útil para el conductor aplicada a un segmento de mercado y a un volumen de precios en el que no es muy habitual verla. A simple vista, el ZOE es el coche eléctrico perfecto para la ciudad, eficiente, pequeño y 100% eléctrico.

Un tablet dentro del salpicadero con todas las app de RenaultCon R-Link de la mano, el sistema de navegación integrado en el salpicadero, que es una tablet con toda la funcionalidad integrada dentro del coche, conducir por la ciudad es mucho más fácil y divertido: navegación, radio, telefonía, streaming de música, servicios conectados, conducción ecológica... Todo en un mismo lugar a pocos centímetros del volante para que el conductor no pierda la vista en la carretera:

¿Lo más interesante? Viene de serie en el ZOE, y desde luego es un añadido que aporta funcionalidad y dota al eléctrico de Renault de una tecnología muy sencilla pero muy útil para la carretera. Además, se nota mucho el empeño puesto por Renault en el ZOE, puesto que su conducción es muy suave para ciudad, zona en la que lo hemos probado. El cambio automático y start-stop ayudan mucho con la conducción, y aunque sean tecnologías que ya hemos visto en otros modelos, lo cierto es que le sientan de maravilla a un coche del segmento del ZOE.

Además este modelo tiene cosas muy interesantes con el fin de ser más eficiente y ecológico. Tecnologías como el Range Optimizer, un único sistema para calentar o enfriar el habitáculo, invirtiendo y captando las calorías en el aire del ambiente en el exterior del vehículo cuando sea necesario, con el objeto de minimizar el consumo de energía de la batería y preservar la autonomía, son un buen ejemplo.

Un vehículo muy adecuado para la ciudad, que hace gala de toda la tecnología de Renault y que esta vez hemos probado de primera mano en Renault Techno Experience.