Los fabricantes de automóviles están sumergidos en un importante proceso de transformación con la llegada del coche eléctrico. Y Renault no es una excepción a ello. La marca francesa ha profundizado este martes en cómo será su estrategia ahora que los coches eléctricos comienzan a abrirse paso. Y, para empezar, ha anunciado que invertirá 10.000 millones de euros en los próximos cinco años para afrontar con éxito este periodo cambiante.

Renault espera que el 65% de su catálogo sean coches eléctricos a partir de 2025. Cifra que quieren elevar hasta el 90% para 2030. Para lograrlo, lanzarán diez modelos a lo largo de los próximos nueve años, siete de los cuales tendrán la marca Renault –mientras que los otros tres pertenecerán a Dacia y Alpine–.

Entre esos futuros modelos se encuentran el MeganE, la versión eléctrica del icónico Megane; el Renault 5 eléctrico; y un nuevo vehículo conocido internamente como "4ever" que probablemente se corresponda con una versión eléctrica y moderna del icónico Renault 4. La marca Alpine, además, lanzará una serie de vehículos eléctricos de altas prestaciones a partir de 2024.

Estos vehículos se ensamblarán sobre las plataformas CMF-EV (para los segmentos C y D) y CMF-BEV (para el segmento B). Esta última, según la compañía, "reducirá el costo en un 33% en comparación con la generación actual de ZOE" y permitirá crear vehículos con hasta 400 km de autonomía (WLTP). La marca, de hecho, hizo mucho énfasis en la importancia de rebajar los precios de los coches eléctricos, para lo que la plataforma CMF-BEV será clave.

Renault quiere abaratar los costes de las baterías y los motores de sus coches

2019 - Nouvelle Renault ZOE

Renault ha anunciado una asociación con la empresa francesa Whylot para producir motores eléctricos de flujo axial, los cuales podrían llegar al mercado a partir de 2025. Una alianza que se suma a otras como las cerradas con Verkor, Envision AESC, ST Micro-Electronics o LG Chem, que suministrarán componentes a la empresa francesa.

Envision AESC construirá una gigafactoría en Douai con la que suministrará de baterías al grupo galo para, por ejemplo, el Renault 5. En 2024, esta tendrá una capacidad de 9 GWh, pero esperan elevar dicha cifra hasta 24 GWh en 2030. Dicha Gigafactoría se encontrará cerca de Renault ElectriCity, una entidad jurídica que agrupa tres factorías situadas al norte de Francia: Douai, Maubeuge y Ruitz.

Verkor, startup en la que han invertido, también construirá una gigafactoría de baterías de alto rendimiento en Francia a partir de 2026. Los dos socios, además, desarrollarán una batería de altas prestaciones para los vehículos eléctricos del segmento C y superiores del Grupo Renault, incluyendo modelos de Alpine.

La marca francesa, además, espera rebajar los costes de las baterías significativamente. Concretamente, ha anunciado que espera situar el coste del kW por debajo de 100 dólares antes de 2025 y por debajo de 80 dólares antes de 2030.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.