Hace unos días, Cabify anunciaba su plan estratégico de movilidad para los próximos años. En el plan de ataque, una propuesta similar a la que presentaba Uber un año atrás. Una suerte de acuerdo, acompañado de financiación bajo un crédito europeo de 40 millones en el caso del unicornio español, dedicado a la compra de coches eléctricos para su flota interna, bajo su subsidiaria Vector. En la lista de pendientes quedaba algún acuerdo con alguna de las grandes firmas de vehículos. Ya Uber lo había logrado con Repsol y Santander y con su programa UberGreen. Ahora, Cabify lanza un acuerdo con Renault para canalizar esa financiación europea.

Bajo la cuarta marca de la automovilística francesa, Mobilize –dirigida a la movilidad eléctrica más que a la venta de vehículos– Cabify se asocia para lo que ellos denominan como "servicio de suscripción" de vehículos. "Se adquiere un servicio más que un vehículo", explican. La realidad es que funciona como un nuevo modelo de renting, ya operado por su competencia en movilidad. En el acuerdo, como en modelos más tradicionales, un pack todo incluido: seguro, mantenimiento, cambio del vehículo en caso de ser necesario y puntos de carga. Los coches, por tanto, son propiedad de Mobilize en todo momento siendo Cabify el que contrata el servicio bajo el modelo de suscripción.

Daniel Bedoya, Regional Manager de Cabify en España y Sebastián Guigues, director general de Renault, Alpine y Mobilize Iberia

Para Renault, que lanzaba el servicio hace algunos meses, es un paso para desarrollar su llamada cuarta marca –la única nueva que ha creado en sus 120 años de vida–. Comenzando con los usuarios tradicionalesm con un renting de nuevo cuño de coches eléctricos, y siguiendo con la última milla y profesionales del reparto a domicilio, la firma quiere asociarse con los servicios de movilidad compartida. Cabify es la primera marca de una tercera pata para Movilize que se ampliará con el paso del tiempo. Aseguran, en cualquier caso, que no es un renting, sino una suscripción.

Mobilize Limo viene directamente de China y ha tenido que adaptarse al mercado europeo

En todo caso, los coches bajo el acuerdo de Mobilize pasarán directamente a formar parte de la categoría Eco de Cabify. La misma que presentaba junto con el anuncio del crédito europeo dirigida para empresas. Una categoría 100% eléctrica que, en cualquier caso, mantiene un secretismo absoluto respecto a sus cifras. El unicornio no da cifras de cuántos coches eléctricos ha destinado a esta opción, ni tampoco qué porcentaje de negocio supone.

Sí que apuntan a que la oferta y la demanda está plenamente equilibrada. De esta manera, y como ya ocurrió con el crédito público, este acuerdo está limitado –de momento– a su filial Vector. Para el futuro se guardan la opción de abrir el acuerdo al resto de asociados: plataformas de VTC y taxis. Para estos últimos con muchos reparos. A diferencia del segmento VTC, el taxi tiene unas limitaciones normativas respecto a modelos viables en la calle.

"Ahora estamos en una fase piloto entre Mobilize y Cabify", explican desde la firma francesa, "y el coche que se destinará solo se podrá ver bajo el estandarte del unicornio español". Respecto al modelo de vehículo, Mobilize Limo, viene directamente de China y ha tenido que adaptarse al mercado europeo. De hecho, el modelo llegaba a España de forma exclusiva hace escasas semanas. No es, por tanto, un vehículo de Renault: la firma compra estos modelos al país asiático operando, en este caso, como intermediario.

Con este proyecto, Cabify y Renault comienzan con 40 vehículos para luego seguir ampliando el servicio con más unidades y más regiones; de momento, solo estará disponible en Madrid a partir del próximo junio.