Aunque hasta ahora no era más que un rumor, f-Secure ha confirmado que los terminales Xiaomi con Android envían constantemente datos a un servidor en China que en principio no aporta ninguna ventaja al usuario, es decir, ni se trata de un servicio de sincronización, ni tampoco de uno de backup, por lo que la emisión de esos datos lo único que hace, de momento, es recopilar información contenida dentro del dispositivo.

Tal como apuntan las pruebas de F-Secure, justo después de sacar el terminal de caja, introducir la tarjeta SIM y actualizar la conexión WiFi y la localización, el terminal envía automáticamente el operador, número de teléfono y el IMEI a un servidor en China que apunta a la dirección api.account.xiaomi.com:

xiaomi_data

Hasta aquí, nada es suficientemente raro, puesto que no son pocos los fabricantes que autotenvian dicha información para proceder a la activación del terminal. El problema con este sistema de Xiaomi es que repitiendo el proceso anterior e incluyendo contactos en nuestro listín telefónico, el terminal automáticamente reenvía estos números al mismo servidor, y todo ello sin que en ningún momento se alerte al usuario, al menos con un mensaje dedicado fuera de los términos y condiciones de uso del terminal.

Además este envío de datos se realiza automáticamente aunque el usuario no haya configurado nigua servicio de sincronización en el terminal, por lo que se trata de un envío autónomo de datos que utilizan el mismo servidor que los servidores de Mi Cloud, salvo que en este caso los datos no van asociados a ninguna cuenta, por lo que no puede accederse a ellos ni tampoco saber cual es la finalidad de esta transferencia de datos.

Lo cierto es que Xiomi estará creciendo mucho, pero problemas como este son los que van a impedir que llegue de forma abierta a mercados occidentales. No quiero ni pensar que opinaría la comisión Europea de este y otros asuntos sobre las privacidad de los usuarios y dispositivos móviles.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.