El antiguo técnico de la CIA y trabajador externo de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, Edward Snowden, está residiendo en Rusia actualmente con un permiso de asilo. Pero dicho permiso caduca a principios de agosto, dentro de un mes. Y lo peor es que tras Rusia, Snowden no tiene ningún lugar al que ir, así que como informa Mashable ha solicitado una ampliación de dicho asilo a este país. Rusia no fue su primera opción, pero tras la cancelación de su pasaporte por parte de Estados Unidos no pudo llegar a sus destinos planeados, como Ecuador.

Su otra alternativa era Brasil, a quien pidió asilo de manera formal hace algo más de un mes, prometiendo colaboración contra el espionaje de la NSA si se lo concedían. América Latina siempre fue su prioridad:

"Mi asilo aquí vence a comienzo de agosto. Si Brasil lo ofrece estaría feliz de aceptarlo. Adoraría vivir en Brasil. Cuando estaba en el aeropuerto en Moscú y mandé un pedido a varios países, Brasil fue uno de ellos. Un pedido formal. Nunca elegí ir a Rusia, estaba en camino a América Latina, a Ecuador, pero Estados Unidos canceló mi pasaporte, no pude viajar más"

En Estados Unidos continúa acusado de espionaje y traición, lo cual está penado con la muerte, motivo por el que sigue necesitando un país en el que refugiarse. Iremos ampliando información sobre el caso de Snowden.