Steve Ballmer

El nombre de Satya Nadella venía rumoreándose, desde la semana pasada, como la elección del consejo de administración de Microsoft para suceder a Steve Ballmer como CEO de la compañía. El hasta ahora encargado del área cloud de Microsoft, y para muchos un "gran desconocido", acumula más de 20 de años de carrera en el seno de la compañía y pasará a tomar las riendas de inmediato con el apoyo de Bill Gates como consejero técnico. Por tanto, Steve Ballmer se retirará de inmediato; su marcha tiene un doble impacto para la compañía, por un lado, desde el punto de vista de la organización y la estrategia de la misma y, por otra parte, el carácter de Ballmer nunca ha pasado desapercibido.

Steve Ballmer no era un directivo más, era un personaje extremadamente peculiar que podía sentarse a hablar con el presidente de un gobierno o bailar sobre un escenario para mostrar al mundo lo identificado que estaba con los ideales o los productos de la compañía que dirigía. Cual rockstar, Steve Ballmar nos ha dejado grandes momentos; momentazos que pasarán a la historia de la tecnología y que, sin duda, muchos recordaremos durante años.

Momentazo 1: Steve Ballmer, el vendedor

En noviembre de 1985, Microsoft lanzó al mercado Windows 1.0, la primera versión de uno de sus productos estrella. Por aquel entonces, Windows 1.0 era uno de los pocos sistemas operativos con interfaz gráfica de usuario disponibles en el mercado; de hecho, para el mundo del PC era toda una novedad y Microsoft esperaba cautivar a los usuarios.

Precisamente, para llegar al gran público y exponer las bondades de su sistema operativo, Microsoft apostó por la televisión y rodaron un spot que ha pasado a la historia por ser uno de los momentos estelares de Steve Ballmer. El por aquel entonces gerente de negocio se puso delante de las cámaras, vestido con una chaqueta "inclasificable", para relatar las ventajas y precio de Windows 1.0. ¿El resultado? Ballmer en estado puro, histriónico nivel experto.

Lo de ponerse delante de las cámaras para anunciar sus productos, al final, se convirtió en algo que le terminó gustando a Ballmer porque repitió papel con Windows XP:

Momentazo 2: un ecosistema no es nada sin sus desarrolladores

En más de una ocasión hemos hablado de este asunto desde una perspectiva formal. El éxito de una plataforma, en gran medida, se debe al ecosistema que lo sustenta y, claro está, los desarrolladores son una pieza fundamental. Los desarrolladores que trabajan en aplicaciones y servicios que se apoyan sobre productos o plataformas de Microsoft son un gran activo para la compañía de Redmond; un colectivo que hay que cuidar y mimar porque son los que convierten en grandes tus productos.

Si hay alguien capaz de ofrecer una gran arenga que pueda llenar de optimismo e inspiración a las masas, sin duda alguna, ese es Steve Ballmer. Ballmer ha sido único en animar al público y, durante una conferencia para desarrolladores, decidió que el público asistente era el gran protagonista de todo así que para animarles entonó el que ha sido uno de los grandes "mantras" de Microsoft: developers, developers, developers, developers...

Momentazo 3: reírse la competencia pasa factura

El pasado mes de enero se cumplieron 7 años de la presentación oficial del iPhone y creo que nadie puede discutirle a Apple que, realmente, cambiaron el mercado de los smartphones. Apple rompió moldes con su apuesta y, finalmente, los fabricantes se han lanzado al mundo de los dispositivos de pantalla táctil y gran experiencia de uso. Sin embargo, allá por el año 2007, cuando Apple presentó el iPhone, el mundo miraba con cierta desconfianza el dispositivo de los de Cupertino y Steve Ballmer se atrevió a pronosticar el impacto de este terminal en el mercado.

Durante una entrevista, Steve Ballmer no auguró un gran futuro al iPhone; de hecho, se mofó de su interfaz táctil y del precio del mismo:

¡500 dólares! Es el teléfono más caro del mundo y no tiene teclado y, por tanto, no es bueno para enviar emails. Nosotros vendemos millones de teléfonos cada año y Apple, 0. Veremos como va la competición el año que viene

La realidad es que, 7 años más tarde, Apple se ha convertido en la segunda plataforma del mercado y Microsoft tuvo que reinventarse en este segmento para crear Windows Phone en detrimento de Windows Mobile, sellar una alianza estratégica con Nokia y, finalmente, hacerse con la división de smartphones de la compañía.

Hoy en día, a Microsoft no le va mal en el segmento de los dispositivos móviles pero, a pesar de los augurios de Ballmer, a Apple tampoco le va nada mal (de hecho, les va mucho mejor que a los de Redmond).

Momentazo 4: Ballmer y Gates, night at the Roxbury

Debo reconocer que Steve Ballmer me ha parecido siempre un tipo muy divertido; es una persona con gran sentido del humor y es capaz de reírse de sí mismo. Para celebrar el lanzamiento de Windows 98 e Internet Explorer, Steve Ballmer se unió a Bill Gates en uno de los vídeos más conocidos que podemos encontrar en YouTube; los dos altos ejecutivos de Microsoft decidieron emular Will Ferrell y Chris Kattan en la mítica película "A Night at the Roxbury".

Emulando el sketch que los protagonistas de la película interpretarían en para Saturday Night Live junto a Jim Carrey, Steve Ballmer y Bill Gates se enfundaron sus "trajes para triunfar en la discoteca" e interpretaron una versión "made in Microsoft" al ritmo del "What is Love" de Haddaway.

Momentazo 5: el orgullo de pertenecer a Microsoft

En sus más de 30 años de carrera en Microsoft creo que siempre ha quedado claro el amor que Steve Ballmer tenía a Microsoft y lo orgulloso que estaba de pertenecer a esta compañía. Durante una de las reuniones de la compañía, el CEO de Microsoft decidió hacer una "entrada triunfal" para contagiar de su entusiasmo a los empleados de la empresa; si normalmente las reuniones de empresa suelen ser aburridas, Ballmer es capaz de levantar un teatro entero (aunque esté a punto de sufrir un infarto).

Al grito de I love this company, tras dar mil saltos por el escenario, Steve Ballmer resumió en una frase todos sus años de carrera en la compañía.

Hay otros CEOs pero ninguno son como Steve Ballmer.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.