Hay comida rápida y comida "más rápida". Un restaurante de Nueva Zelanda ha desarrollado un sistema para poder enviar las hamburguesas desde la cocina hasta los camareros de una manera muy ingeniosa y a una velocidad de vértigo. Por medio de unos tubos, son capaces de enviarlas a unas velocidades de hasta 140 kilómetros por hora.

Han tenido que instalar 500 metros de tubo por todo el restauranteSe han inspirado en el sistema de transporte que aparece en la famosa serie Futurama y mediante unos tubos neumáticos podemos ver como la comida viaja a través de la cocina y llega directamente a la parte superior del local. Para conseguirlo, han tenido que instalar un sistema de tubos de 500 metros, capaces de soportar el peso de la comida. Como medida de seguridad, han diseñado un sistema de frenos por aire que permiten reducir la velocidad antes de que llegue a la mesa.

Como medida de seguridad, han desarrollado un sistema de freno que funciona mediante aire, permitiendo reducir la velocidad antes de que llegue a la mesa. El nombre de este curioso restaurante es C1 Espresso, el cual se construyó en una zona que quedó muy dañada tras el terremoto de 2011. Como vemos, han conseguido recuperarse y reaparecer con una idea de lo más futurista.