El proceso de ecocatálisis no es nada nuevo, y en realidad los científicos del Departamento de Química de la Universidad Autónoma Metropolitana de la (UAM) no están inventando nada nuevo en ese sentido, sin embargo, en su división especializada de investigación y estudio han diseñado en la Unidad Iztapalapa un nuevo sistema capaz de producir hidrógeno a la par que obtienen agua potable, lo que supondría un avance tecnológico y ecológico significativo, ya que el primero es una fuente de energía no contaminante, además del vital líquido. De acuerdo con un reportaje publicado por la Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología (DICyT), el proceso de este equipo de investigadores ha tomado más de cuatro años en desarrollarse, alcanzando ahora sus primeras etapas comprobables y funcionales, enfocando sus esfuerzos a la producción de hidrógeno por descomposición del agua, a través de diferentes procesos fotocatalíticos.

Científicos de la UAM México diseñan respirómetro para medir CO2 2

El núcleo de su proceso se encuentra en los fotocatalizadores con base en óxidos semiconductores, compuestos por titanio, estaño, manganeso y zinc, según señala la publicación, ya que estos son irradiados por luz solar para descomponer el agua en hidrógeno y oxígeno, de acuerdo con Ricardo Gómez Romero, director del Laboratorio de Ecocatálisis, la luz solar y el agua se convierten en los puntos medulares de este proceso, a la par que resultan 100% ecológicos:

Ahora estamos obteniendo hidrógeno a partir de descomposición del agua, con compuestos baratos, óxido de cobre, de titanio, y hemos logrado obtenerlo en cantidades importantes. La luz solar está logrando descomponer el agua con el catalizador, y cada vez doblamos la producción; además cambiamos de sistema catalítico, volvemos a probar y avanzamos, la apuesta es el hidrógeno como el energético más limpio a futuro y como tenemos agua, ahí está una fuente que no se nos va a acabar, por eso el objetivo es la fotosíntesis.

Las investigaciones se realizan actualmente en colaboración con el Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma de Nuevo León y el Centro de Investigación en Materiales Avanzados. La realidad es, sin embargo, que el proyecto se encuentra en una etapa relativamente temprana, ya que aún es necesario el lograr sintetizar los compuestos orgánicos, para lograr esta suerte de "fotosíntesis" por medios artificiales, en donde el resultado sería el hidrógeno y el oxigeno. El proceso de Ecocatálisis es una apuesta interesante en cuanto su planteamiento, aunque el tiempo que dure en desarrollarse es todavía incierto.