Simplemente leer el titular ya puede sonar a que me volví loco, o quien sea que haya planteado la propuesta. ¿Cómo es posible siquiera imaginar que Microsoft lleve aplicaciones Android a Windows Phone? Su sistema operativo móvil es una de las más fuertes apuestas que tiene el gigante de Redmond en la actualidad, y que poco a poco va ganando una considerable cuota de mercado, o al menos comienza a ser relevante. De hecho, Microsoft compró Nokia con esa idea, la de tener control sobre hardware y software móvil en sus propios cuarteles, una estrategia más que razonable.

La ventaja de esto sería la llegada de un aluvión de aplicaciones a Windows PhonePero aunque los Lumia venden (especialmente el 520), hay muchas faltas aún en el ecosistema Windows Phone que, desde hace un par de años, me ha llamado muchísimo la atención, y eso que nunca sentí la mínima pizca de interés por Windows Mobile, ni siquiera por WIndows Phone 7.

La falta de aplicaciones puede ser un problema muy grave, y como reportan en The Verge, Microsoft podría inyectar una serie de aplicaciones Android, al menos de forma indirecta, en su catálogo de Apps para Windows Phone. ¿Cómo? Facilitando al 110% (sí, 110%) el proceso de llevar una app Android a su plataforma.

Así que aprovechar el catálogo de Google Play, en cierta forma, en Windows Phone, haría que la plataforma recibiera un aluvión de aplicaciones rápidamente. Por supuesto, hay mucho más relacionado a esta posible estrategia de Microsoft que simplemente más apps.

Windows RT es otra razón importante

Primeramente, tenemos que mirar hacia Windows RT, la despreciada plataforma para tablets de Microsoft que no es tan móvil como Windows Phone, ni mucho menos tan versátil como Windows 8.1. Es un "ahí", un punto medio, y para muchos (donde me incluyo), un producto increíblemente innecesario a estas alturas. Otro hijo bastardo que deja el gran Sinofsky.

Surface Pro 2

No obstante, ya sabemos que la Microsoft de Ballmer no se rindió en cuanto a potenciar y tratar como sea de impulsar Windows RT, incluso cuando muchos fabricantes ya le dieron la espalda. Se habla de que las aplicaciones Android no solo llegarían a Windows Phone, sino también a Windows RT. Esto, podría ser una estrategia muy inteligente (además de bajar esos precios ridículamente altos) para la plataforma.

O no. Porque, puede que ese montón de nuevas apps hagan más atractiva a una Surface RT, pero debemos tomar en cuenta a los desarrolladores fieles a Windows, quienes se verían muy perjudicados con esto.

BlackBerry ya lo intentó... y no funcionó

Por otro lado, tenemos a la ex-RIM, BlacBerry, que ya intentó tratar de aprovechar las aplicaciones de Android en BB10, su cada vez más olvidada plataforma (al menos en cuanto a cuota de mercado).

Competencia de BlackBerry 10

En los días cuando Thorsten Heins mandaba en BlackBerry se habló mucho de llevar la Google Play Store completa a BB10, algo sinsentido para los desarrolladores de BlackBerry World, pero que beneficiaría a los usuarios de Z10, Q10 y Q5. De hecho, aunque esto nunca se concretó, sí que es posible instalar las aplicaciones Android en una BB10, sencillamente descargando el APK (o archivo de la aplicación) y siguiendo algunos pasos un poco engorrosos pero más sencillo que instalar una ROM en un móvil Android, por ejemplo.

Pero aún así, la estrategia no sirvió, y BB10 tiene una mínima cuota de mercado. Fue derrocada por Windows Phone, y a estas alturas ya es muy difícil (sino imposible) que la alcance de nuevo.

Nokia Normandy

Pero volviendo a Microsoft y como podría llevar "el lado oscuro" a Windows Phone, nos encontramos con el Nokia Normandy, el primer Nokia con Android que se podría hacer realidad en apenas dos semanas, durante el MWC 2014, y bajo las narices (o supervisión) de Microsoft, nuevo propietario del gigante de la telefonía móvil.

Nokia con Android
Foto: evleaksES

Matar la gama Asha no es igual a llevar las aplicaciones Android a todo tu sistema operativoSe me hace increíble que Nokia vaya a lanzar un Android cuando este es, quizás, el principal rival de Microsoft en cuanto a sistemas operativos. Sí, iOS tiene una gran cuota de mercado, pero como dice Tom Warren "Android es el equivalente a Windows, en móviles", por lo que a nivel de grueso de mercado nadie tiene más importancia. Pero los planes de este tipo se hacen con tiempo, por lo que la idea de un Nokia con Android tiene tiempo barajándose en la empresa, mucho más que lo que tiene Microsoft de haberla comprado.

Puede que lo de Nokia deshaciéndose de Asha para la gama baja y optando por una plataforma con gran popularidad como Android tenga mucho sentido. Creo fielmente en ello, aunque me gustaría mucho más un teléfono de unos 70 dólares o euros con Windows Phone, y la calidad del Lumia 520. Sería genial.

Pero otra cosa es llevar aplicaciones de otras plataformas a la tuya, que si bien atrae a desarrolladores Android a un nuevo mercado, perjudica y supone un gran reto para los que desarrollan para Windows Phone. Esto es más drástico que facilitar el port de apps a WinPho, algo que hacen desde 2011.

Que las aplicaciones Android funcionen en Windows Phone quizás sea una buena idea que ofrezca beneficios al público en general (más apps, lo que quieren todos); pero a nivel de ecosistema es una mala idea. Ya veremos qué decide finalmente Satya Nadella, nuevo CEO de Microsoft; al fin y al cabo, él tiene la última palabra.