Durante la segunda semana de este recién nacido año 2014 pudimos presenciar una de las citas tecnológicas más importantes en el mundo, la [**CES 2014**](http://alt1040.com/tag/ces-2014). Esta es la feria dirigida a la electrónica de consumo más significativa, tanto para el mercado como para los fabricantes, quienes llegan con su frente bien en alto a presumir del fruto de su trabajo y desarrollo más reciente. Sus productos más innovadores, sus próximos lanzamientos con los que desean adueñarse de sus respectivos mercados.

Cada año es igual y no por eso deja de ser menos emocionante. Vemos nacer dispositivos de todo tipo, y para todas las necesidades, incluso para algunas que ni conocíamos tener. Pero los últimos tres años la tendencia ha apuntado al protagonismo de una gama de productos: los **Smart TV**.

Más allá de computadores, móviles, tablets y hasta vehículos, los Smart TV han estado muy presentes en las últimas CES. **Parece ser tácito que las Smart TV son el presente de la televisión**, y no un futuro distante. Las TV tradicionales parecen haber muerto, y ahora la palabra «inteligente» quiere estar presente no solo en tu bolsillo con tu smartphone, sino también en la gran pantalla de tu salón o habitación.

Pero, **¿realmente son «inteligentes» los Smart TV?**

Es una pregunta que no deja de llegar a mi mente con cada nuevo lanzamiento por parte de **cualquier fabricante**. Mientras los últimos Smart TV de Samsung, Panasonic, Sharp o LG, por ejemplo, me maravillan gracias a sus espectaculares resoluciones, [pantallas **4K**]() a granel y en general de solo imaginarme como se verían mis videojuegos favoritos de PlayStation 4 o Xbox One en ellas (_la cruda realidad_), más allá de eso, lo de «inteligentes» me parece que les queda grande, o mejor dicho, no están usando bien la palabra.

## ¿Qué hace inteligente a una Smart TV?

Lo primero que debemos notar es que la principal característica que hace a un smartphone inteligente es la posibilidad de usarlo para muchísimas más cosas que simplemente llamar o enviar un mensaje de texto, a través de sus **aplicaciones**.

En cambio, **las aplicaciones en las Smart TV son en su mayoría inútiles o mal logradas**, con sus claras excepciones. Jugar a Angry Birds en una TV de 56 pulgadas con una mano al aire haciendo uso de un pésimo (y molesto) sensor de movimiento no hace a un televisor «inteligente».

Acercar la experiencia de una tablet al TV es un errorEl problema está en que los fabricantes parecen no haber entendido el concepto real de Smart TV. **Pareciera que quieren acercar la experiencia de una tablet o smartphone a un televisor, y esto es un grave error**. Son productos muy diferentes, para ser usados en situaciones diferentes; la idea de leer un eBook en una pantalla de 40 o más pulgadas es, cuando menos, ridícula.

Acercar la experiencia de un dispositivo móvil a un televisor es imposible. Principalmente debido a que **se pierde la intimidad** del usuario, al revisar el estado de las redes sociales en medio del salón. No hay privacidad, y por ello la mayoría de usuarios pasa de ver sus mensajes de Facebook o Twitter a través de su televisor. ¿Acaso para esto no existen los móviles, tablets o computadores?

**Los Smart TV han eliminado la simplicidad y facilidad de ver televisión**, así de sencillo. Antes, las pantallas planas o los más recientes modelos LCD o Plasma que no eran «inteligentes», funcionaban de una forma mucho más rápida. El plagar de aplicaciones a una TV la hace lenta, pesada y tosca. Un problema que antes no existía, y ya saben lo que dicen, si algo no está malo, no lo toques.

## El punto de vista del desarrollador

Por otro lado, los Smart TV no funcionan ni con **Android** ni con **iOS** ni con **Windows Phone**. No. Cada fabricante tiene su propia plataforma o ecosistema, con algunas excepciones.

En las Smart TV no hay un ecosistema, lo que complica el desarrollo¿Qué quiere decir? Que los que se vean interesados en programar o desarrollar para Smart TVs de Samsung, Sony, Panasonic o cualquier otro, deberán trabajar mucho más dado que tienen que hace ports o versiones para cada sistema. **Es decir, desarrollar para Smart TVs es un trabajo largo y complicado**, por ello no hay tantas aplicaciones disponibles como seguramente querrían los fabricantes.

Y si una plataforma «ecosistema» carece de aplicaciones, va en muy mal camino.

Esto podría cambiar si se dan los pkanes de la **Smart TV Alliance**, una iniciativa de fabricantes como Philips que quiere unificar el ecosistema para facilitar el desarrollo. Y también tenemos a LG con su [**televisor WebOS**](http://alt1040.com/2014/01/webos-lg-ces-2014), una plataforma conocida ya por muchos que podría resultar atractiva a los developers.

## Fabricantes, vean las necesidades

No quiero decir que con más aplicaciones los Smart TV tendrían más sentido. No, **el punto clave está en saber apuntar a las verdaderas necesidades** del usuario de un televisor en medio del salón o habitación.

Aplicaciones como **Netflix, Hulu, YouTube, Amazon Video, Crunchy Roll** y más, son muy útiles en los televisores inteligentes. Estas sí valen la pena, porque **complementan con servicios las posibilidades de un televisor**.

Los fabricantes deben optar por simplificar las cosas y apuntar a las verdaderas necesidades de un usuario de TVMás allá de navegar por internet de forma incómoda, los usuarios necesitamos en los televisores posibilidades que lo complementen, deshacernos de otros dispositivos y unificar en la TV todo lo relacionado al **multimedia**.

Por ejemplo, **Sony lo está haciendo muy bien con [PlayStation Now](http://gizmologia.com/2014/01/sony-playstation-now)**, su servicio de streaming de videojuegos que permite jugar a títulos de PlayStation, PS2, PS3, PS Vita y más adelante de PS4, incluso en un Smart TV Bravia, sin necesidad de ningún otro aparato más que el mando de control de PlayStation.

Ofrecer a los usuarios de Smart TVs algún plan o beneficio como suscripción anual de Netflix por la compra sería un punto a favor también, pero esto ya tiene que ver con acuerdos entre la empresa de servicios y el fabricante.

**Los Smart TV cuentan con grandes posibilidades y tecnología avanzada que puede ser muy aprovechada, los fabricantes solo deben apuntar a las verdaderas necesidades**, y no al capricho y la ilusión de querer suplantar una tablet con un televisor.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.