The Day of the Triffids - clásicos de la ciencia-ficción para el fin de semana

Imagen: Una Página de Cine

Viernes, la semana laboral toca a su fin y encaramos con muchas ganas el fin de semana para desconectar, cambiar la rutina y dedicar un rato a nuestras aficiones. Además de descansar o leer un buen libro, el fin de semana es un momento ideal para disfrutar del cine y, dentro del amplio abanico de películas y géneros que podemos encontrar, en ALT1040 hemos puesto el foco en la ciencia-ficción.

Nos encanta el cine de ciencia-ficción y disfrutamos con películas como Blade Runner o Alien; sin embargo, el género es muy amplio y existen muchísimas películas que, aunque hoy en día tengan algo menos de repercursión, también nos hacen disfrutar mucho y son clásicos que todo buen aficionado debería ver. Con la idea de poner en valor los grandes clásicos y, por qué no, algunas rarezas de serie B; nos hemos propuesto revisar el género y, cada fin de semana, repasar algunos clásicos de la ciencia-ficción a los que podríamos dedicar algo de tiempo durante este fin de semana.

Tras siete ediciones en las que hemos recordado películas míticas como "Escape from New York" o "The Incredible Shrinking Man", la tarea de este fin de semana se compone de la siguiente propuesta:

The Fly (1958)

En el año 1986, David Cronenberg (uno de los grandes maestros contemporáneos del género de la ciencia-ficción) dirigió a Jeff Goldblum y Geena Davis en una película llamada "The Fly" (o La Mosca); seguramente esta película nos resulte familiar e, incluso, puede que la hayamos visto. La película de Cronenberg era un remake de una película del mismo título que se filmó en 1958 con un argumento con ciertas similitudes.

La versión original de The Fly, dirigida por Kurt Neumann y protagonizada por David Hedison, Patricia Owens y Vincent Price, también nos transporta al laboratorio de un científico que trabaja en una máquina capaz de teletransportar objetos. La trama arranca con la escena de un crimen, el científico Andre Delambre ha sido encontrado muerto (con la cabeza aplastada por una prensa hidráulica) y la policía sospecha de su esposa. Efectivamente, su esposa lo ha matado pero ésta relata que su marido había desarrollado una máquina capaz de teletransportar objetos y, durante una de las pruebas, los átomos de su marido se mezclaron con una mosca y ambos seres se entremezclaron.

La fusión de los dos seres dio como resultado un Andre Delambre con cuerpo humano pero con la cabeza y el brazo de una mosca; una anomalía que el hermano del doctor explica a la esposa de éste y que intentarán solventar encontrando la mosca de "cabeza blanca" y brazo humano que debió salir como resultado de la recombinación molecular. El científico, para evitar que la mosca termine tomando el control de su cuerpo, le pedirá a su esposa que lo mate y además destruirá su laboratorio para evitar que su investigación pueda ser utilizada pero, si ella lo hace, la posibilidad de recombinar los cuerpos y que todo vuelva a ser como al inicio, se desvanecerá.

Incluida en la lista del New York Times como una de las 1.000 mejores películas de todos los tiempos, The Fly fue elogiada por la crítica de la época por lo original de su argumento y si disfrutaste de la versión de Cronenberg, es casi obligatorio ver la versión original de la historia de "La Mosca".

Indestructible Man (1956)

Una buena parte de las películas de ciencia-ficción que se realizaron durante los años 50 y 60 no contaban con un presupuesto elevado; se filmaron muchísimas películas de serie B con extraterrestres caracterizados con un simple mono de vuelo de color plateado o con criaturas poco o nada realistas. A pesar de todas estas carencias, casi como el vino, el paso de los años ha convertido a estas películas en "pequeñas joyas" o "rarezas" que nos hacen pasar un buen rato a los aficionados al género y que, aunque sean malas películas, nos acaban pareciendo buenas de lo malas que pueden llegar a ser.

Indestructible Man es una de estas películas de serie B; una cinta filmada en 1956 en blanco y negro que, a modo de flashback relatado por un detective de policía, nos cuenta la historia de Charles "Butcher" Benton, un preso condenado a muerte . Si bien Benton es ejecutado, su cadáver es entregado a un médico que lleva a cabo experimentos y somete el cuerpo a descargas de alto voltaje y a la inyección de productos químicos; unos experimentos que lo devuelven a la vida con una fuerza sobrehumana, totalmente invulnerable a las balas pero sin voz.

Con sus nuevos poderes, Benton iniciará una terrible venganza contra su abogado y también contra los mafiosos que le llevaron a terminar en la cárcel; una gran escalada de violencia que deja un rastro de cadáveres que la policía investigará.

La mujer en la luna (1929)

El gran Fritz Lang, responsable de la obra maestra "Metrópolis" (de la que hablamos en una de las primeras entregas de esta serie), filmó en el año 1929 una película épica de "grandes dimensiones" si tenemos en cuenta la fecha en la que se llevó a cabo. Lang rodó una película de 2 horas y 40 minutos de duración que gira alrededor de la especulación y la exploración espacial

Frau im Mond, también conocida como "La mujer en la Luna", nos narra la historia del profesor Georg Manfeldt, un científico que asegura que en la Luna hay oro en cantidades muy superiores a las de la Tierra. La comunidad científica ridiculiza las ideas de Manfeldt y lo tomarán por un loco; sin embargo, Wolf Helius tomará su idea y se propondrá el reto de construir un cohete para ir a la Luna, localizar el oro y explotar los yacimientos.

Desatada esta nueva fiebre del oro, se irán uniendo más personas al proyecto de Helius hasta que la empresa que monopoliza el mercado también lo financiará, evidentemente, para hacerse con el control.

The Day of the Triffids (1963)

The Day of the Triffids es una película británica que también se conoce como "La semilla del espacio" y está basada en la novela homónima de John Wyndham. La cinta, dirigida por Steve Sekely y Freddie Francis, nos traslada a una Tierra que se aproxima al apocalipsis puesto que una lluvia de meteoritos ha provocado la ceguera de gran parte de la población y, además, ha activado unas plantas que llegaron hace cientos de años del espacio y se han convertido en unos monstruos.

El caos reina sobre la Tierra y son pocos los que aún conservan su vista; entre los afortunados se encuentra Howard Keel, una persona que vaga por un planeta asolado evitando los seres carnívoros en los que mutaron las plantas e intentando reunir a otros humanos con los que intentar restablecer el orden tras haberse desmoronado los gobiernos y la sociedad que conocían.

The Day of the Triffids también tiene su remake en forma de serie de televisión de la BBC, otra joya que vale la pena ver.

Mesa of Lost Women (1953)

Mesa of Lost Women es una rareza que pertenece ya al dominio público y fue dirigida por Ron Ormond y Herbert Tevos (autor también del guión) en el año 1953. No es, precisamente, una de las mejores películas de ciencia-ficción de todos los tiempos pero, aún así, es una pieza curiosa que vale la pena reseñar y, si tienes ocasión, quizás ver.

Conocida también como "El ataque de las mujeres araña", la película nos transporta a México; concretamente, al laboratorio de un "científico loco" llamado Araña que vive en Zarpa Mesa y experimenta con arañas en su laboratorio. El científico experimenta con seres vivos y ha desarrollado una raza de arañas gigantes y también ha creado una serie de enanos que también tiene en su laboratorio.

En su afán por cruzar especies, Araña se ha propuesto crear una raza de "supermujeres" que sean una especie de híbrido de mujer y de araña y, con esa idea, inyectará en los genitales de las mujeres el veneno de una araña. Estas "supermujeres" pueden matar a cualquier persona con un simple mordisco, unos seres peligrosos con los que se encontrará Frank, un buscador de petróleo estadounidense.