Lou Reed

Según apunta la edición estadounidense de Rolling Stone, muere Lou Reed a los 71 años de edad por unas causas todavía por determinar. No obstante, la revista apunta al transplante de hígado al que fue sometido el artista el pasado mes de mayo.

Nacido en Brooklyn en marzo de 1942, fue una figura admirada no solo dentro del rock, sino de la música contemporánea. Comenzó a escribir canciones para una discográfica en los años 60, aunque fue con Velvet Underground cuando alcanzó la fama. No tuvo reparos en mezclar melodías y disonancias, y sus canciones han sido etiquetadas en un amplio abanico de géneros, desde el glam, pasando por el punk hasta llegar al rock alternativo, estilo del que es considerado padre fundador. Su álbum debut, The Velvet Underground & Nico (1967), ocupa a menudo las primeras posiciones de las listas de mejores discos de todos los tiempos gracias a temas como "Venus In Furs" o "I'm Waiting For The Man", aunque, sin duda, es muy reconocido por el plátano de su portada, diseñado por Andy Warhol.

Ya en los años 70, Lou decidió embarcarse en una carrera en solitario con la que cosechó éxito mundial, siendo The Blue Mask (1982) y New York (1989) dos de sus discos más aclamados hasta la fecha, aunque seguro que te sonará una canción, que no pertenece a ninguo de los trabajos citados: "Walk On The Wild Side", perteneciente a su Transformer (1972):

Producida por David Bowie, "Walk On The Wild Side" es un tema que habla de sexo oral, droga, transexuales y prostitución masculina y, teniendo en cuenta que data de principios de los años 70, podemos hacernos una idea de lo transgresora que fue en su momento. Y así fue siempre Lou Reed, un artista crítico con la sociedad y que anteponía su intención artística a cualquier otra cosa.

En las décadas posteriores, Lou comenzó a aparecer en películas y a colaborar con otros grupos, como The Smithereens, Gorillaz, Laurie Anderson (su esposa desde 2008) o su más reciente y polémico proyecto junto a Metallica, Lulu, a menudo conocido como Loutallica.

Más allá de la música, Lou vivió épocas difíciles con la droga en los años 70 y su personalidad siempre fue extravagante (comenzó a estudiar Taichí y llegó a subir a su profesor al escenario durante sus conciertos en 2003), pero, en todo caso, eso no quita a que siga siendo uno de los artistas más revolucionarios de todos los tiempos.

Descanse en paz