NEE-02 KRYSAOR es el nombre del segundo satélite de Ecuador que se pondrá en órbita este año, tras el lanzamiento de Pegaso, el proyecto de investigación del espacio dirigido por la Agencia Civil Espacial Ecuatoriana.

Como nos comentaba JJ Velasco en ALT1040 allá por el mes de abril, el lanzamiento de aquel primer satélite de Ecuador suponía un avance tecnológico muy importante para el país. Pegaso, con forma de cubo de unas dimensiones de 10 por 10 centímetros, había sido construido íntegramente en Ecuador. Su reto no era, al contrario que el español Hispasat, mejorar las telecomunicaciones, sino más bien dar un paso adelante en la investigación espacial.

Este primer reto fue superado con creces, y por este motivo, se plantea ahora el lanzamiento de Krysaor, el segundo satélite de Ecuador, con características idénticas a Pegaso. Su envío al espacio, sin embargo, no será aislado, sino que en este viaje participarán en total 24 satélites de 13 naciones diferentes.

En efecto, el próximo 21 de noviembre se logrará un récord mundial, ya que será la fecha en que mayor cantidad de satélites hayan sido lanzados por un solo vehículo espacial, el Dnepr RS20. El envío al espacio del segundo satélite de Ecuador se realizará desde el cosmódromo de Dombarovsky, en territorio ruso.En noviembre se lanzarán 24 satélites a la vez, todo un récord mundial

Debido a la propia complejidad del lanzamiento, la agencia ecuatoriana plantea que pasarán entre 45 y 60 días hasta que se pueda contar con las coordenadas definitivas de la órbita final del segundo satélite de Ecuador.

Su llegada al espacio complementará a la perfección la actividad que ya realiza Pegaso, y se centrará en labores relacionadas con la vigilancia orbital, aunque será una fuente importante de recursos para la educación media y superior. El trabajo de Krysaor como centinela espacial permitirá evitar posibles futuras amenazas de cuerpos cercanos a la Tierra y ayudará a controlar la basura orbital.

La construcción y envío del segundo satélite de Ecuador, al formar parte del propio proyecto de investigación espacial de Pegaso, no supone una inversión adicional a los programas de exploración realizados por la agencia ecuatoriana. En cualquier caso, Krysaor sitúa a Ecuador en una posición tecnológica más avanzada respecto a la que estaba, lo que se traduce en un avance significativo en la investigación espacial de este país.