Quizás una de las personas más buscadas en el mundo en estos momentos, además de Edward Snowden, sea Glenn Greenwald, el abogado constitucionalista y periodista estadounidense encargado de difundir los documentos filtrados sobre el espionaje de la NSA en varios países del mundo.

En el caso español, por ejemplo, conocíamos el lunes que 60 millones de llamadas telefónicas habrían sido monitorizadas por la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, tras las informaciones reveladas por el propio Greenwald en el diario El Mundo.

En este sentido, el gobierno de Mariano Rajoy ha optado por tres decisiones de naturaleza política y jurídica. Por un lado, y ante los insistentes rumores de la semana pasada, convocar una reunión con James Costos, el embajador de EEUU, el mismo lunes que se filtraba la noticia del espionaje de la NSA. Por otro lado, la Fiscalía General del Estado ordenaba abrir diligencias informativas, y Rajoy anunciaba la presencia del director del CNI, Félix Sanz, en el Congreso de los Diputados.

Greenwald responde a las acusaciones

En las últimas semanas, hemos asistido a una vorágine espectacular de noticias sobre el caso del espionaje de la NSA en varios países: México, Brasil, Alemania, Francia o España han visto cómo el rastreo de Estados Unidos sacudía a sus administraciones.La NSA se excusó ayer diciendo que las agencias nacionales colaboraban en el espionaje

De algún modo, la NSA tenía que salir al paso de estas acusaciones. Y ayer lo hizo, como comentamos esta misma mañana: mediante excusas que aludían a las colaboraciones que realiza con las agencias de seguridad nacionales. Como explicábamos hace solo unas horas, el asunto parecía muy turbio, ya que la NSA reconocía la "colaboración directa" que tenía con el CNI, en el caso español.

¿Se trata entonces de un acuerdo mutuo en el que se rastrean millones de metadatos de los ciudadanos? ¿O se trata de una hábil maniobra de Estados Unidos para desviar la atención sobre el espionaje de la NSA en varios países del mundo?Greenwald alerta de la maniobra de despiste que está tratando de hacer Estados Unidos

Glenn Greenwald responde de forma directa en su blog personal a todas las acusaciones, en un texto extenso, donde dice claramente que «la NSA trata de tergiversar la información publicada hasta el momento».

En su artículo, escrito de manera directa, Greenwald pide a la NSA que aporte evidencias sobre que no ha realizado espionaje en los países mencionados. Además, su texto es muy crítico con algunos periodistas norteamericanos, al creer "a pies juntillas" las palabras de las autoridades norteamericanas sin ningún tipo de prueba, en medio del mayor escándalo de su historia y a través de oficiales que han mentido al Congreso y a los medios de comunicación en ocasiones anteriores.

Greenwald también exige saber por qué la NSA dice ahora que los documentos no son ciertos. En su alegato, explica que en los meses anteriores, en ningún momento se habló de la veracidad de los archivos filtrados, y que solo ahora, cuando el espionaje de la NSA está provocando un escándalo histórico, parece que no son ciertos.

La NSA usaría la información contra los países aliados

La NSA colabora con agencias nacionales, pero también actúa en contra de ellasEn segundo lugar, Greenwald llama la atención sobre que en ningún caso la administración de Barack Obama esté negando los casos de espionaje de la NSA de manera tajante.

Y esto nos lleva al tercer punto importante, donde el abogado explica que a pesar de que son ciertas las relaciones de colaboración con agencias nacionales (como en el caso del CNI español), esa información no quita para que se realice el espionaje de la NSA a espaldas de los gobiernos aliados.

Además, Greenwald cita un completo documento publicado en The Guardian, en el que se exponían las claves de por qué se daba el espionaje de la NSA. En ese texto, no pueden quedar más claras las intenciones de Estados Unidos:

By extracting information from every DNI and DNR metadata record, the tool is able to create a near real-time snapshot of GAO's collection capability at any given moment. The tool allows users to select a country on a map and view the metadata volume and select details about the collection against that country. The tool also allows users to view high level metrics by organization and then drill down to a more actionable level - down to the program and cover term.

En otras palabras, toda la información que se recoge a través del espionaje de la NSA puede utilizarse contra un determinado país. Esa frase deja claro que la actividad norteamericana no se enmarca en un marco de mutua colaboración, ni de prevención de supuestos ataques terroristas.

Y es aquí donde llegamos al cuarto apartado de su extenso texto: la explicación de por qué las agencias nacionales colaboran con la NSA. Greenwald explica que el caso del CNI español no es un hecho aislado, sino que una situación similar ocurrió con su homóloga alemana.

Los derechos de millones de ciudadanos habrían sido vulneradosEl abogado hace referencia a la supuesta estrecha colaboración en este sentido: si bien es cierto que existen acuerdos de colaboración e intercambio de información, el espionaje de la NSA va mucho más allá. Exceptuando países de lengua anglosajona, como Reino Unido, Australia, Canadá o Nueva Zelanda, donde la NSA espía con sus agencias nacionales, en el resto de estados, la NSA espía con y contra ellas.

La situación, tras las palabras de Greenwald en su blog, parece que sigue resultando igual de turbia. Aunque su texto aclara que el masivo espionaje de la NSA va más allá de las colaboraciones en materia de defensa y seguridad, algo sigue estando claro: los derechos de millones de ciudadanos han sido vulnerados.

👇 Más en Hipertextual