Cada vez estamos más cerca del lanzamiento de la última versión del sistema operativo de Google: Android KitKat, el cual se presentará a la vez que el esperado Nexus 5. Al contrario que con el dispositivo, poco a poco empezamos a conocer más detalles que incluirá Android 4.4, donde se habrían enfocado en combatir la fragmentación y aumentar la conectividad con televisores y wearable devices.

Gracias a unos documentos confidenciales a los que habrían tenido acceso desde Jessica Lessin conocemos esta información. Al parecer, Google estaría esforzándose mucho para seguir disminuyendo uno de sus principales problemas: la fragmentación.

¿Para todos?

Menos del 50% de los dispositivos con Android tienen la última versión: "Jelly Bean" El número de dispositivos diferentes con Android instalado es enorme. Cada uno tiene un hardware diferente y eso hace el mismo sistema operativo sea incompatible para todos. Esta diversidad ocasiona que menos de la mitad de los dispositivos con el sistema operativo de Google tengan una versión inferior a la última disponible (Jelly Bean). Esta fragmentación ocasiona que los desarrolladores de aplicaciones tengan menos compatibilidad y no siempre puedan aprovecharse de las últimas novedades introducidas con cada actualización.

En ese "documento confidencial" se especifica que Google quiere que la última versión del sistema operativo funcione perfectamente tanto en terminales de "gama baja" como en dispositivos punteros como el HTC One o el Samsung Galaxy S4. Con Android KitKat se proveen "herramientas para ayudar a los desarrolladores a crear aplicaciones con un uso eficiente de la memoria" para terminales con poca potencia (por ejemplo 512 megas de RAM, tal y como apunta el documento).

Wearables y televisión

En KitKat también se vuelven a reflejar las intenciones de la compañía en wearable devices, ya que se espera que soporte tres nuevos tipos de sensores: detector de pasos, contador de pasos y un vector de rotación geomagnética. Con esto, siguen aumentando los rumores que apuntan a que la compañía está trabajando en un smartwatch propio.

Además, quieren potenciar la función de control remoto del dispositivo. La última versión de Android permitirá a los desarrolladores crear aplicaciones que controlen la televisión o otros productos con receptor de infrarrojos, funcionalidad que ya incorporan algunos terminales de HTC o Samsung. Por si fuera poco, también se ha añadido soporte para más dispositivos Bluetooth y aumentar las posibilidades de NFC. Como vemos, KitKat parece que no será una "actualización menor" o enfocada en cuestiones estéticas, sino que incluirá cambios internos importantes y para un mayor rango de dispositivos.