La sesión de tarde de la tercera jornada del Encuentro de las Telecomunicaciones arrancó con la intervención de José María Lassalle, Secretario de Estado de Cultura del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España. Lassalle siempre se ha caracterizado por su "exceso celo" sobre el derecho a la propiedad intelectual en España y el Gobierno de España aprobó el pasado mes de marzo la conocida como Lay Lassalle que endurecía la Ley Sinde.

En los primeros minutos de su intervención, Lassalle se enfocó en el derecho de la protección intelectual y comentó que "algunos" aún siguen teniendo una visión muy romántica de la cultura y, según comentó, no hay que olvidar que es un negocio que genera dinero. Por tanto, dado que es un negocio, requiere una protección jurídica que, para el Gobierno de España, es una prioridad que quedó marcada en una de las primeras acciones del Gobierno al articular la Comisión de Propiedad Intelectual (la conocida como Comisión Sinde que persigue las páginas que ofrezcan contenidos sujetos a copyright, ya sea pidiendo la retirada o forzando la suspensión del servicio de dicha web).

Lassalle comentó que la Comisión de Propiedad Intelectual ha tenido resultados positivos que, según dijo, dañaba el tejido económico de España y afectaba a puestos de trabajo. La Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual ha tramitado 71 casos en la que se han cerrado 34 casos de manera voluntaria (la web retiró los contenidos), 33 expedientes terminaron en retirada de los enlaces o cerraron la web y se han cancelado 4 dominios a raíz de este tipo de peticiones. El Secretario de Estado considera un éxito las medidas adoptadas por el Gobierno en la protección de contenidos y aspiran a establecer un entorno más proactivo en la detección de vulnerabilidades del copyright con la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual.

José María Lassalle - Comisión de Propiedad Intelectual

Dentro de las peticiones del "mercado común" que hemos escuchado en otras intervenciones de este evento, Lassalle aboga por el establecimiento de marcos legales supraterritoriales que permitan, por un lado agilizar a los autores la gestión de sus dineros y, por otro lado, poder intervenir dominios o páginas web que queden fuera del ámbito de la Unión Europea. Lassalle mencionó los dominios .com y .net y servicios de ocultación de identidad que operan en Estados Unidos y que, por tanto, no les permiten actuar sobre sitios web que ofrezcan contenidos que vulneren licencias de copyright; una herramienta que considera que les falta y que necesita una colaboración entre Europa y Estados Unidos.

Lo curioso es que, presentando este escenario, Lassalle abogó por la defensa de la neutralidad de la red; algo que comentó casi de pasada al final de su intervención y que, en su mayoría, se centró en la protección del copyright aunque considere que están trabajando, siempre, en la búsqueda de un equilibrio que esperan que se establezca en septiembre de 2014 con el nuevo texto de la Ley de Propiedad Intelectual.