Su nombre es Tamu Massif y se encuentra descansando en el fondo del Océano Pacífico, justo frente a la costa de Japón. Científicos en la Universidad de Houston aseguran que este volcán tiene una base de 30 millones de hectáreas, o sea que el volcán más grande del mundo podría ocupar casi todo el estado de Nuevo México en Estados Unidos. En comparación, el volcán activo más grande del mundo Mauna Loa, tiene una base de 517 mil hectáreas. Además, desde su base hasta su punto más alto hay una distancia de 3.54 km de alto, casi la mitad de lo que mide el Monte Everest.

William Sager, un profesor en el departamento de la Tierra y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Houston tiene estudiando a Tamu Massif por más de 20 años. Sus estudios revelan que el volcán más grande del mundo es parte de una serie de montañas submarinas llamada Shatsky Rise, que se formó hace 130 o 145 millones de años gracias a la erupción de diversos volcanes submarinos. Hasta el momento no se sabe si el volcán más grande del mundo es un solo volcán o tiene diversos puntos de erupción. Sin embargo, las pruebas recientes apuntan a que Tamu Massif sólo tiene un punto de erupción justo en el centro de su majestuosidad.

El volcán más grande del mundo se destaca entre los volcanes submarinos no sólo por su tamaño, sino también por su forma. Es baja y ancha, lo que significa que los flujos de lava en erupción deben haber viajado largas distancias en comparación con la mayoría de los volcanes de la Tierra. El fondo del mar está salpicado de miles de volcanes submarinos, o montes submarinos, la mayoría de ellos son pequeñas y empinados comparados con la amplia base de Tamu Massif.

Afortunadamente, el volcán más grande del mundo está bien muerto. Las erupciones que provocaron que Tamu Massif llegara a convertirse el rey de los volcanes sucedieron hace 114 millones de años y no se ha sabido de alguna otra en un periodo más cercano. Sin embargo, el océano es un lugar muy grande y los científicos están en constante investigación para lograr conocer todo lo que nos esconde. Por lo pronto y hasta que se encuentre otro volcán de mayor magnitud, Tamu Massif es coronado como el volcán más grande del mundo.