Cuando supimos que Jonathan Ive iba a ser el encargado del diseño de la dinterfaz de todos los productos de la empresa ya nos imaginamos que el skeumorfismo tenía los días contado, el futuro de Apple minimalista. El pasado mes de junio Apple presentó iOS 7, el sistema operativo móvil, siendo el primero en recibir un profundo rediseño. Lo cierto es que iOS 7 supuso una ruptura con 6 años de continuidad de su estética, la pasividad de Apple había convertido este asunto algo urgente obligándoles a centrar esfuerzos en esta tarea. Mientras tanto, la empresa ha dejado un poco de lado OS X en este aspecto, limitándose en eliminar gran parte de las texturas creando un diseño algo más liso.

La mayoría ya hemos visto el diseño de iOS 7, ya sea en capturas de pantalla o probándolo nosotros mismos. La nueva interfaz mezcla de colores planos con transparencias, eliminando cualquier rastro del llamado skeumorfismo y del característico efecto glossy de sus iconos. Por otro lado las transparencias hacen que cualquier cambio de fondo de pantalla adquiera los colores en el resto del sistema. Además la elección de la nueva fuente en la El minimalismo de iOS 7 se utilizará en todo el ecosistema de Apple tipografía del sistema, Helvética Neue, ha ayudado a conseguir el efecto que quería, dar al sistema operativo de Apple una estética más minimalista.

El nuevo diseño también ha llegado a la beta de iCloud. Apple lo ha llevado al minimalismo utilizando los mismos iconos y la misma tipografía que el sistema móvil. El rediseño del sitio web es de lo más acertado, consiguiendo más unión en su ecosistema.

En Junio Apple presentó también la nueva versión de OS X Marvericks. La empresa ha buscado la simetría entre ambos sistemas eliminando, al igual que en iOS 7, algunos rastros de skeumorfismo y texturas del sistema. Se han limitado en dejar un diseño algo más liso y minimalista, sin llegar a significar la ruptura que ha supuesto iOS 7 con respecto a sus anteriores versiones, dando la sensación de ser un diseño de tránsito más que uno definitivo.

apple minimalista

El camino de OS X es seguir esta misma estela. Es muy posible que Apple esté esperando a una numeración mas redonda para dar un cambio más completo al diseño, ya sea utilizando el nombre OS 11 o el de OS 10.10. No me cabe duda de que Jonathan Ive llevará a OS X un diseño muy parecido al de su hermano pequeño. Desde que Apple presentó el iPhone, OS X ha ido heredando sus características al tiempo de aparecer él, ya fuesen aplicaciones o, el diseño del Launchpad o el centro de notificaciones. La evolución lógica sería ver una Apple minimalista en OS X, llevando las transparencias y los colores planos o degradados al sistema de escritorio.

Nos puede gustar más o menos pero Jonathan Ive ha iniciado esta tendencia para llevarla a todo el ecosistema. La justificación está en que si existe unidad en el diseño este da un efecto de unidad en todos los sistema, generando una sinergía que favorece que el usuario se sienta cómodo usando cualquier producto de la marca. Posiblemente tardemos en ver este efecto pero seguro que en Apple están trabajando ya para sorprendernos con sus próximas versiones de sus sistemas operativos con un diseño más minimalista.

Imagen: 9to5Mac

También en Hipertextual:

La actualidad tecnológica y científica en 2 minutos

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender en dos minutos las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando...
¡Listo! Ya estás suscrito

Participa en la conversación

2 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario

  1. Está bueno que se busqué el minimalismo, pero no quiere decir que tenga que ser feo. No soy diseñador, pero creo hay cosas que no cierran. No se si los colores, formas o qué, pero no me gusta.

  2. Apple no ha adoptado el minimalismo en iOS 7, es más, no sabría como llamar a esta nueva forma de diseño, ¿Simplismo tal vez? Pero que quede claro: no es minimalismo.