Según las fuentes de AllThingsD, el próximo 10 de septiembre podría ser la esperada fecha en la que Apple mostraría sus nuevos dispositivos iOS y, por tanto, se desvelaría el misterio del iPhone 5S y el iPhone 5C. Además de los terminales iPhone, también se espera que este otoño los de Cupertino presenten un nuevo iPad, el iPad 5; una nueva versión de su tablet que los rumores sitúan como un dispositivo mucho más delgado y ligero que sus predecesores. Según los rumores de los fabricantes que forman parte de la cadena de suministros de Apple, el nuevo iPad 5 será más ligero y delgado gracias a que adoptaría el mismo panel táctil del iPad Mini.

El pasado mes de mayo, los proveedores de Apple en Asia comenzaron a filtrar datos que dibujaban un iPad 5 que reducía su espesor en 5 milímetros con respecto al iPad de cuarta generación y su peso se vería reducido alrededor de un 33%. En una tablet de 9,7 pulgadas, reducir estos dos aspectos siempre es interesante puesto que hace que sea mucho más fácil de transportar y sostener; dos factores que siempre aprecia el usuario.

Teniendo en cuenta que cara a un lanzamiento en otoño, en estas fechas tiene que estar cerrado el diseño y se encara la fabricación en forma masiva, desde ahora hasta la presentación se irán filtrando cada vez más datos que nos sirvan para dibujar cómo será este dispositivo. Concretamente, según los datos procedentes de Asia, el iPad 5 utilizaría el mismo panel táctil que se usa en el iPad Mini; una adopción que hace que los factores de espesor y peso se vean reducidos sensiblemente.

La pantalla capacitiva de cualquier dispositivo táctil, realmente, está formada por varias capas de material que separan el cristal exterior (que es lo que tocamos) y el display LCD. Entre estas capas se encuentra el panel táctil que, hasta ahora, era un panel de cristal cuyo espesor no era despreciable; sin embargo, tras los buenos resultados del iPad Mini, Apple habría decidido extrapolar este uso al iPad de 9,7 pulgadas y también habría adoptado la fina lámina de PET que usó en la tablet de 7 pulgadas (un panel realizado con polímeros y no con cristal).

¿Y en qué se traduce este cambio? En apariencia, el iPad 5 sería, salvando las distancias, como un iPad Mini pero en versión de 9,7 pulgadas pero en grosor podría ser muy similar. Este detalle es importante porque, en términos generales, el iPad de 9,7 pulgadas siempre ha sido un dispositivo que no ha sido cómodo de sostener con una mano y la reducción de peso vendrá bien para tener una experiencia de uso mucho más cómoda.

En estos días, precisamente, ha estado circulando por la red un vídeo en el que, supuestamente, se mostraban las nuevas carcasas del iPad 5; rumores y filtraciones que hasta que no veamos la presentación oficial no se podrán confirmar pero que, atando cabos y rumores que han ido surgiendo en los últimos meses, no parece descabellado pensar que el iPad 5 será algo más ligero que sus predecesores.