Poco más de dos años después de su lanzamiento, LINE ya tiene 200 millones de usuarios, según ha anunciado la empresa en una nota de prensa. El crecimiento de los usuarios de LINE se ha multiplicado durante 2013. Al comenzar el año, la cifra era de 100 millones, pero en mayo ya había aumentado hasta los 150, gracias, en parte, a los usuarios de España y Latinoamérica, aunque su principal mercado todavía es el asiático. Ahora la compañía va a intentar atraer cuentas oficiales y crear stickers localizados para distintos mercados.

Whatsapp, principal rival de LINE en países como España, reveló hace unas semanas que ya tiene más de 250 millones de usuarios activos (LINE no hace esta distinción, así que hay que asumir que son registrados). Además, modificó ligeramente su modelo de negocio, pues la descarga de la aplicación pasa a ser gratuita en iPhone, con un coste anual (es decir, será igual que en otras plataformas).

Los 200 millones usuarios de LINE se monetizan de una forma muy distinta. La descarga de la aplicación es gratuita, y su uso también lo es. Sin embargo, es posible comprar pegatinas, que se utilizan en las conversaciones como emoticonos. Además, la empresa japonesa ha llegado a acuerdos publicitarios con otras compañías mediante los cuales los usuarios, por ejemplo, pueden descargar nuevos stickers si siguen a una cuenta oficial.

200 millones de usuarios de LINE

Ahora parece que éste será el camino que seguirá LINE, que ya ha anunciado su intención de conseguir más cuentas oficiales. En algunos casos, se trata de artistas que utilizan estas cuentas de forma similar a una red social; en otros, son compañías que consiguen un nuevo canal publicitario. En ambos casos, es vital conseguir una base de usuarios importante y, sobre todo, activa para que la plataforma resulte atractiva. Nadie quiere invertir en el nuevo Second Life. Por otro lado, van a trabajar en desarrollar pegatinas personalizadas para distintas regiones.

A todo esto hay que unir los juegos que desarrolla Naver, la empresa a la que pertenece LINE. Estos permiten tener una fuente de ingresos alternativa (de nuevo, mediante bienes virtuales) y se han beneficiado enormemente del aumento en los usuarios de LINE. Ya superan los 150 millones de descargas entre todos.

El interés por la plataforma por parte de los usuarios parece evidente. También parece que la compra de pegatinas es un modelo de negocio rentable, dados los esfuerzos de la compañía en este sentido. No obstante, está por ver cómo responden las empresas ante la idea de las cuentas oficiales. Y, por supuesto, hay que ver cómo se implementa esta idea, ya que nadie quiere que su aplicación de mensajería se convierta en un nuevo canal de publicidad.