Dentro de las operaciones que las grandes empresas tecnológicas suelen realizar nos encontramos las de adquisición de otras empresas o la fusión con otras compañías; estrategias que suelen llevar de la mano una estrategia para complementar carteras de negocio, completar un abanico de productos y servicios o bien adquirir talento con el que reforzar la compañía. A día de hoy, Samsung es uno de los fabricantes de dispositivos con mayor capacidad del mercado y, precisamente, dentro de una operación que parece orientada a aportar valor a la compañía y su portfolio de productos y servicios, la compañía coreana habría firmado ya un acuerdo de adquisición de la startup israelí Boxee.

Todavía no hay comunicado oficial ni por parte de Samsung ni tampoco por parte de Boxee, sin embargo, la web israelí The Marker ha publicado la noticia apuntando a una operación en la que se habría manejado un montante de decenas de millones de dólares por la compra de la compañía. Según este medio, Boxee habría estado trabajando en una ronda de financiación de la compañía pero, al no encontrar inversores, habría optado por la venta para así crecer dentro de una compañía más grande y con mayores recursos.

¿Y a qué se dedica Boxee? ¿Qué interés puede tener Samsung en una adquisición así? Boxee es una startup de Israel que nació en el año 2007 como un fork del popular media center XBMC. Con el tiempo, la compañía evolucionó su producto (su media center) hasta desarrollar un set-top-box (de la mano de D-Link) que podíamos conectar a nuestro televisor y acceder así a contenidos en streaming así como a contenidos que tuviésemos almacenados en nuestro ordenador personal. Sobre esta plataforma, Boxee ha crecido hasta ofrecer a los usuarios la posibilidad de hacer streaming de su televisor a sus dispositivos móviles o los ordenadores personales que tengan en su casa o la posibilidad de usar su receptor conectado a una antena HD (y acceder así a contenidos como series de televisión) o grabar contenidos emitidos en la televisión para almacenarlos en la nube y tenerlos a nuestro alcance en cualquier lugar y en cualquier momento, por ejemplo, desde nuestros dispositivos iOS y Android.

Con esta base y el ecosistema de aplicaciones y servicios que ha crecido alrededor de Boxee, nos encontramos ante una empresa que puede tener un buen acoplamiento dentro de Samsung y, evidentemente, su ecosistema de aplicaciones y servicios dentro de su línea de SmartTVs. ¿Y por qué es interesante Boxee? Hasta ahora Samsung había actuado como fabricante de dispositivos, es decir, fabricaba televisores y eran terceros (como Spotify o Yomvi) los que ofrecían los servicios a través de esta plataforma. Con la adquisición de Boxee, Samsung gana un producto de valor (el set-top-box), alianzas con proveedores de contenidos (Netflix, Pandora, Vimeo, etc) y, por supuesto, el servicio de grabación de contenidos en la nube (un detalle especialmente interesante con el que hacer muy atractiva la oferta actual de los SmartTVs de Samsung).

De todas formas, por ahora no hay comunicado oficial de ninguna de las dos compañía y al ser preguntadas por este asunto están dando evasivas por respuesta.