Eric Schmidt Moto X

Gizmodo

El pasado 3 de julio, Motorola lanzó una importante campaña de comunicación en medios como The New York Times o The Washington Post para dar a conocer el Moto X, el primer gran terminal diseñado por Motorola como empresa filial de Google. La verdad es que las expectativas alrededor de este teléfono son muy grandes y ha generado todo tipo de rumores sobre sus especificaciones o su precio aunque parece que todo el mundo concuerda en que este terminal no pasará inadvertido. Si bien hasta ahora solamente habíamos visto imágenes filtradas de prototipos, el Moto X se habría dejado ver en público de la mano de Eric Schmidt, el director ejecutivo de Google.

Eric Schmidt, que siempre se ha confesado usuario de BlackBerry (y no practicante del eating your own dog food que todo el mundo esperaría por estar en la "casa de Android"), fue visto en un encuentro de representantes del sector tecnológico en Sun Valley (Idaho) con un terminal bastante peculiar que en nada se parecía a los que hay actualmente en el mercado y, mucho menos, una BlackBerry a las que tan acostumbrados nos tenía Schmidt.

SUN VALLEY, ID - JULY 12: Eric Schmidt, executive chairman of Google, makes a call on still to be released Google produced Moto X phone during the Allen & Co. annual conference on July 11, 2013 in Sun Valley, Idaho. The resort will host corporate leaders for the 31st annual Allen & Co. media and technology conference where some of the wealthiest and most powerful executives in media, finance, politics and tech gather for a weeklong meetings which begins Tuesday. Past attendees included Warren Buffett, Bill Gates and Mark Zuckerberg. (Photo by Kevork Djansezian/Getty Images)
Gizmodo

¿Y qué teléfono tenía Eric Schmidt? ¿Acaso está usando un prototipo del Moto X o una unidad de testing del nuevo gran teléfono de Google? Todas las voces apuntan a que Eric Schmidt está usando el nuevo Moto X y que, por tanto, ese sería el terminal que se vio en las imágenes que tomó el fotógrafo Kevork Djansezian durante el evento en Idaho.

Si realmente es el Moto X, a la vista de las imágenes podemos darnos cuenta que el terminal tendría una gran cámara en su trasera y un diseño curvo que rompe bastante con los arcaicos diseños que Motorola habría estado lanzando al mercado en los últimos años. De hecho, según pudimos ver en la campaña de presentación la semana pasada, el Moto X parece ofrecer al usuario cierto grado de personalización; un detalle que podría materializarse en la posibilidad de elección del color de la carcasa o, incluso, poder realizar un grabado a láser en ésta (igual que se podía hacer con el iPod Touch).

Si bien es cierto que por las fotos no podemos ver mucho más del terminal, la verdad es que luce bastante bien.

Deja un comentario

Deja tu comentario