Nueve años han pasado desde la anterior entrega de la saga del simulador de ciudades por excelencia. SimCity. Esta serie de videojuegos desde siempre nos presentó la posibilidad de crear y gestionar nuestra propia ciudad prácticamente siendo una deidad, aunque nuestro cargo "oficial" en el juego es el de Alcalde. La nueva entrega prometía reinventar por completo el género que nació en 1989 con el primero de esta serie, y tanto Electronic Arts como sus desarrolladores en Maxis se mostraban muy emocionados hasta el día de su lanzamiento el pasado 4 de marzo. Y es que los fallos en SimCity han sido tantos que ha tenido un debut caótico y lleno de muchísimos problemas, con graves consecuencias.

Los servidores de SimCity han colapsado constantemente. La experiencia de juego ha sido terrible para muchos, e imposible para otros (con sus excepciones, por supuesto). Al tener que conectarnos a un servidor antes de jugar estamos limitados ante la disponibilidad de "cupo" en este, y a la estabilidad del mismo, que en muchos casos ha sido muy cuestionable.

fallos en simcity estadio

Todo se basaría en el principal requisito del juego, el de exigir conexión a internet para poder jugar. Constante y obligatoria. Dicho de otra forma, si no estás conectado a la red, no podrás jugar en lo absoluto, ya sea habiendo pagado la edición normal del juego ($60 dólares) o la edición "Deluxe" ($80), es indiferente. Los gamers conocemos el problema que esto representa, como bien lo demostró el esperado Diablo III durante sus primeros días en el mercado.

DRM y funciones sociales

Las razones que EA y Maxis nos presentan al exigirnos siempre estar conectados a internet para poder jugar al nuevo SimCity son comprensibles, al menos en parte. Según la Manager General de Maxis, Lucy Bradshaw, la filosofía principal bajo la que crearon este nuevo título incluía un montón de funciones sociales.

SimCity cuenta con la posibilidad de que los alcaldes de las ciudades vecinas sean nuestros amigos, una función que en lo personal se me hace realmente atractiva, ya que podremos hacer negocios y compartir recursos y servicios con otras ciudades conversando con personas reales. Además, cuenta con una tabla de líderes, sistema de logros e incluso retos diarios y semanales, como cualquier juego social o buen MMO. No sólo esto, según sus responsables "gran parte de los cálculos y procesos del simulador se hace en los servidores de Origin" (plataforma de servicios/juegos en línea de EA) lo que aligera el proceso local en tu PC o Mac.

fallos en simcity incendio

Pero estas no son las únicas razones para que el juego exija el modo online continuo, de hecho, falta la más importante e innegable: el DRM. EA al exigir internet constante realiza un chequeo de licencia a cada momento por lo que evita la piratería. De hecho, apostaría que esta es la principal razón de la "filosofía" online de SimCity, y no todo lo demás.

Este requisito ha tenido varias consecuencias lamentables para los jugadores:

  1. No poder jugar en el momento deseado.
  2. Tener que cambiar de servidor constantemente y por ende comenzar de nuevo.
  3. Pérdida de ciudades por colapso de servidores.

Si tenemos una limitada cantidad de servidores para ofrecer a un público tan extenso como el de SimCity, estos no darán abasto. Así ha pasado, y esto tiene como consecuencia que tengas que esperar de 20 minutos a una hora para poder jugar, sencillamente viendo una cuenta regresiva en tu pantalla. Además, cada ciudad se guarda en una región que está almacenada en un servidor en específico, lo que quiere decir que si te cansas de esperar y decides cambiarte de servidor, perderás tu ciudad e incluso tendrás que realizar el tutorial de nuevo. Inaceptable.

La peor campaña publicitaria

Puedes invertir millones de dólares en publicidad, anuncios, espectaculares vídeos y banners en toda la web, pero si lo que se comenta de boca a boca es que tu juego es una basura, es muy posible que sea tomado como basura.

SimCity no es una basura. De hecho, el juego es muy divertido y bueno. Sin embargo, la molesta experiencia para poder jugar ha logrado que incluso Amazon deje de vender el juego por algunos días, ya que el 90% de las reseñas de quienes lo compraron le daban una calificación pésima, de una estrella (5 es máximo) y con comentarios llenos de ira, angustia e incluso algunos pidiendo la devolución de su dinero, cosa que EA aseguró no haría.

fallos en simcity terremoto

Esta mala experiencia y caótico lanzamiento ha opacado por completo las bondades del juego, y esto sin duda afecta el negocio de EA, de hecho, la empresa solicitó a sus socios y anunciantes que detengan momentáneamente la campaña publicitaria de SimCity, mientras solucionan los problemas.

Promesa de solución y compensación

Maxis ha trabajado de una manera impresionante y veloz para solucionar estos problemas. Al día de hoy aseguran que han incrementado la capacidad de los servidores en un 120%, además de haber reducido considerablemente el número de experiencias interrumpidas en un 80%. Todo esto en apenas cuatro días. Esto ha logrado que disminuyan los problemas al intentar jugar, que se incorporen más servidores e incluso en los primeros servidores que suelen estar más abarrotados ya no están presentando tantos fallos.

Lucy Bradshaw promete que en Maxis están trabajando las 24 horas, por turnos, con el fin de solucionar esta gran problemática que opaca su juego. De hecho, asegura que para el día lunes 11 de marzo notaremos mejoras increíbles en SimCity, ya que durante todo el fin de semana no detendrán el trabajo y la integración de más servidores y el software necesario para solucionar los fallos.

fallos en simcity

Además, a los usuarios que hayan comprado el juego antes del 18 de marzo les ofrecen como compensación un juego de PC gratis del catálogo de EA (aunque el título aún no ha sido revelado). Ese día límite enviarán correos electrónicos a los jugadores con el procedimiento de recibir su juego. La ejecutiva sabe que esa no es solución, lo admite, pero también quiere ofrecer algún tipo de compensación por tanto problema y mala experiencia.

¿Es realmente necesaria la conexión continua a internet?

Podemos estar seguros que el DRM es la principal razón de este requisito. Y es que la piratería es el peor enemigo de las empresas de desarrollo de videojuegos, como bien nos lo han dejado saber.

Pero el público, las personas que han pagado por SimCity, piden a gritos un parche que habilite el modo offline. No es posible que luego de haber pagado tanto dinero por este juego la experiencia sea tan desagradable por el hecho de exigirnos una conexión obligatoria que aseguran es parte vital de la experiencia.

fallos en simcity calles

Maxis ofrece tablas de líderes, retos sociales y logros para crear un juego social. Sin embargo, desde hace días estas funciones han desaparecido en pro de tratar de estabilizar y no sobrecargar los servidores. Además, algunos usuarios aseguran que han perdido conexión a internet mientras juegan y pasan hasta 15 minutos para que el juego deje de funcionar. ¿Es realmente necesario el modo online?

¿Hasta qué punto los cálculos del juego los hace nuestro computador y hasta qué punto los servidores de Origin? ¿Por qué no es posible guardar nuestras ciudades y partidas en nuestro disco duro sino que tenemos que confiar horas y horas de juego a los inestables servidores de EA? En lo personal, este último punto se me hace muy molesto, ya que puede significar perder una ciudad, o algo más sencillo como que ya no es posible destruir la ciudad con desastres naturales y luego cargar un punto guardado anterior como si nada hubiese pasado. Una tontería que a muchos se nos hacía muy divertida.

Debemos aceptar algo: el modo online de SimCity no desaparecerá nunca. No importan todas las quejas. No importa la petición en Change.org para que desaparezca y sus más de 40 mil firmas. EA y Maxis pensaron este juego desde el principio para que fuera de esta manera, y eso no cambiará.

Lo que si podemos exigir es que mejore por completo la experiencia de juego en los próximos días, algo que ya pareciera estar sucediendo. Es lo que merecemos como fanáticos de la saga, algunos desde hace más de una década, y es lo que la empresa nos había prometido con la frase "esos problemas nunca pasarán" por parte de Jason Haber, uno de los productores de SimCity.

Una lástima que un juego tan bueno se ha visto tan desprestigiado por esta problemática. Aún tengo esperanzas en que la experiencia finalmente sea todo lo que EA nos había ofrecido, y el caótico lanzamiento de SimCity quede como un mal recuerdo.