Los ciudadanos holandeses pueden descargar material con copyright para uso personal, incluso si ese contenido proviene de una fuente "ilícita" tales como las P2P. La situación podría cambiar con la próxima decisión de la Corte Europea de Justicia en un caso abierto. Tasas para el ciudadano que cubrirían este tipo de descargas.

copyright

Y es que la semana pasada el Tribunal Supremo holandés decidió remitir un caso a la Corte Europea de Justicia. La decisión de este último podría tener implicaciones sobre la situación de la que gozan actualmente los usuarios en el país.

El caso discute el impuesto del país de copia privada. Actualmente los ciudadanos holandeses tienen derecho a llevar a cabo el uso personal de copias a cambio de que los titulares de derechos reciban ingresos procedentes de impuestos sobre los soportes.

Estas tasas se establecen mediante una negociación entre sociedades de autores y compositores con productores de medios. Ahora lo que se busca es que la tasa actual incluya también las descargas provenientes de fuentes "ilegales", es decir, de redes donde se comparten archivos como las P2P.

Y es que la descarga desde fuentes ilegales es considerado hasta hoy legal en los Países Bajos. En diciembre del 2010 el Parlamento holandés aprobó una moción para impedir la descarga de películas y música para uso personal, una propuesta que podría extenderse en la descarga relacionada con el hardware.

El Tribunal Supremo del país ha explicado que según la Directiva de Derechos de Autor de las UE, se puede considerar que la copia de una fuente ilegal es efectivamente ilegal, por lo que se ha remitido el caso al Tribunal de Justicia Europeo.

De su decisión probablemente se modifique o no la situación actual del país. Se determinará la legalidad o no de la descarga para uso personal de los Países Bajos. Una decisión que conllevaría la aplicación de una nueva tasa sobre la copia sobre fuentes "ilegales".