El Kinect de Microsoft se ha revelado como un dispositivo muy versátil que ha traspasado la frontera del ocio para convertirse en plataforma de desarrollo (de bajo coste) con la que trabajar en proyectos relacionados con la captura de movimientos, la realidad aumentada o el procesamiento de imágenes a tiempo real. Gracias a las posibilidades de este gadget y el ingenio de los desarrolladores hemos visto cómo este dispositivo puede ayudar a personas que sufren algún tipo de enfermedad y contribuir a que puedan tener algo más de autonomía y facilitarles el acceso a dispositivos móviles u ordenadores. Esta senda, precisamente, es la que ha estado recorriendo Chad Ruble, un desarrollador que ha implementado un sistema basado en Kinect con el que su madre, que padece afasia, puede enviar correos electrónicos de una manera sencilla.

El proyecto, de nombre Kinecticate, implementa un sistema muy sencillo (basado en un dashboard muy visual) con el que el usuario puede componer correos electrónicos desplazando, con el movimiento de su mano, un cursor con el que seleccionar una serie de iconos (que simbolizan estados de ánimo) y una serie de "multiplicadores" o "atenuadores" para matizar dichos estados ("estoy muy contento", "estoy algo contento", etc).

La madre de Ruble, que ha sido la usuaria para la que ha diseñado el sistema, padece afasia desde hace unos 12 años como consecuencia de un ictus cerebral y, en un mundo donde las redes sociales y la mensajería electrónica se están imponiendo al teléfono, existía una brecha tecnológica que Ruble quería salvar y hacer algo más accesible la tecnología. Kinecticate aún está en una fase muy inicial y, según el propio desarrollador, aún hay algunos aspectos a completar y mejorar, por ejemplo, completando las opciones de mensajes a enviar, es decir, ampliando el dashboard de opciones disponibles y, con esa idea, está abierto a cualquier tipo de sugerencia o aportación con la que mejorar el sistema.

kinecticons_dash-01

¿Y qué aporta este sistema? En este caso concreto, la afasia que sufre la madre de Ruble le impedía a ésta usar un teclado dado que no era capaz de reconocer los caracteres con lo cual le era imposible manejar un ordenador y, mucho menos, enviar un correo electrónico. Una idea bastante interesante la de ofrecer un panel de iconos que sirvan para redactar el texto de un mensaje y, además, combinando Kinect, para que sea fácil de manejar.

El potencial que tiene Kinect como soporte de aplicaciones vinculadas a la accesibilidad, desde luego, es enorme.

Imagen y Vídeo: Dad Hoc