J. Michael Straczynski, el hombre responsable de Babylon 5, una de las más míticas series de ciencia-ficción de la historia, está preparando un nuevo proyecto televisivo para la cadena ABC. Este escritor y guionista, tanto de televisión como de cómics, trabaja en el desarrollo de una serie para Overbrook Entertainment, la productora fundada en 1997 por Will Smith; en la que también está involucrada su esposa Jada Pinkett Smith.

El proyecto aún está en sus primeros estadios, se sabe que será una mezcla de drama y thriller con el trasfondo de una pandemia. Pretenden que la serie combine el elemento de casos cerrados de los procedimentales con una trama serializada de fondo que sirva para fidelizar a los espectadores. Aquellos que hayan visto Babylon 5 saben que Straczynski hizo un trabajo de serializacion magnífico durante las cinco temporadas que la serie se mantuvo en antena. Así que podemos tener fe en que el arco argumental y la historia estarán bien planificados, en que habrá coherencia y lógica en la evolución de los acontecimientos y de los personajes y en que nada quedará al azar.

La ABC ha reunido a un grupo de guionistas para trabajar en el proyecto, eso significa que si les gusta el piloto, la cadena podría encargar los 13 capítulos iniciales.

Straczynski ha estado los últimos años involucrado en varios guiones cinematográficos entre los que cabe destacar Changeling, película dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Angelina Jolie; Thor y Underworld: Awakening. Trabajó en dos series de televisión: Crusade y Jeremiah. La primera es un spin-off de Babylon 5 que se emitió en 1999 y que tuvo una duración de trece capítulos. La segunda se inspira en el cómic belga homónimo, sin embargo no hay muchas similitudes entre la serie y el cómic. Los 35 capítulos que la componen se emitieron en la cadena Showtime.

Además de todo ese trabajo está involucrado en el desarrollo de una serie llamada Vlad Dracula para Starz; ha fundado Studio JMS, una compañía de medios de comunicación, junto a Patricia Tallman; está ocupado con el guión de una precuela de Forbidden Planet (Planeta Prohibido); y trabaja en la adaptación de los libros de la serie Lensman de E. E. Smith. Vamos que no tiene tiempo ni para tomar un café.