El Project Glass de Google, es decir, las gafas de realidad aumentada que los de Mountain View están desarrollando son algo más que una simple prueba de concepto y, durante el Google I/O de la semana pasada, las pudimos ver en funcionamiento. Este revolucionario proyecto, que llegará al gran público en 2014, es un ejemplo de una nueva ola de dispositivos que podremos llevar puestos sobre nuestras gafas, en nuestra ropa o, directamente, sustituyendo a nuestras lentes de contacto con la idea de proyectar imágenes y mostrarnos información, adentrándonos así en el mundo de la realidad aumentada. Estos dispositivos marcarán un punto de inflexión en la forma que tenemos de acceder a la inforamación y, poco a poco, irán surgiendo más fabricantes con dispositivos que marchen en este sentido, como por ejemplo Olympus que acaba de presentar MEG4.0, una pantalla para acoplar en nuestras gafas que se conectará vía Bluetooth a nuestro smartphone.

olympus-meg4.0

Las gafas de Olympus, mejor dicho, la pantalla que podemos acoplar a la patilla de nuestras gafas, nos ofrece una pequeña pantalla transparente situada delante de nuestro ojo que trabajará a una resolución de QVGA de 320×240. Si bien no incluyen cámara como las gafas de Google, este prototipo sí que incluye un interfaz Bluetooth con la idea de conectarse a nuestro teléfono móvil y servirnos de pantalla secundaria con la que, por ejemplo, leer nuestros mensajes sin apartar la vista de la calle.

Además, al igual que ocurre con las gafas de Google, la MEG4.0 incluye un acelerómetro para detectar la posición del usuario y aprovecharla junto a los datos del GPS para ofrecerle funcionalidades asociadas a la geolocalización. En cierta medida, viendo estas funcionalidades, uno podría pensar que estas gafas andan cercanas a las de los chicos de Mountain View, sin embargo Olympus ha comentado que es un concepto que llevan desarrollando unos 7 años con la idea de ofrecer al usuario sistemas que puedan llevarse puestos de manera natural.

Google y Olympus no son las únicas empresas que parecen que trabajan en esta nueva era de dispositivos que podremos llevar puestos a diario, tal y como llevamos nuestras gafas de visión (en el caso de necesitarlas). Apple es otra de las compañías que también han puesto el foco en las gafas como un nuevo interfaz de salida y, en ese sentido, han registrado la patente de un sistema de proyección de imágenes sobre los dos ojos (y no sobre uno que es la aproximación que nos han mostrado Google y Olympus) que podría ser bastante revolucionario, eso sí, si llegase a implementarse.

Todos estos ejemplos y prototipos creo que dejan claro que la imagen de Terminator en la que el robot combinaba la imagen de su entorno con información en texto o imágenes virtuales es algo que cada vez está más cerca. En unos años (dos según Google) podríamos caminar por la calle con dispositivos de realidad aumentada que podrían cambiar mucho nuestra forma de ver el mundo que nos rodea y, sobre todo, interactuar con él.

👇 Más en Hipertextual