Robot Impreso 3D

Hace un par de días hablábamos de uno de los trabajos de investigación del MIT en el campo de la robótica en la que trabajaban en el desarrollo de micro-robots que se ensamblaban entre sí para formar cualquier tipo de objeto y, por ejemplo, sustituir una pieza que hubiese que sustituir en una máquina (algo parecido a un trabajo que se estaba desarrollando en la NASA para la ISS para fabricar repuestos con impresoras 3D). Aunando robótica e impresión 3D, un equipo del CSAIL del MIT (Computer Science and Artificial Intelligence Laboratory) trabaja en un curioso proyecto que busca democratizar el acceso a la robótica facilitando la construcción de robots usando piezas generadas en impresoras 3D.

El proyecto, que cuenta con una financiación de 10 millones de dólares procedentes de la National Science Foundation y tiene un plazo de desarrollo de 5 años, tiene como objetivo desarrollar una tecnología que haga posible, a cualquier persona, diseñar, personalizar e imprimir las piezas de un robot sin necesidad de usar complejos sistemas de diseño, simplemente un equipo de escritorio.

Esta investigación nos llevará hacia una nueva forma de diseñar y fabricar robots, causando un profundo impacto en la sociedad. Creemos que tiene gran potencial para transformar los procesos de fabricación y democratizar el acceso a los robots

La idea del MIT es eliminar el arduo proceso de diseño y fabricación de las piezas que componen el cuerpo de un robot, reduciendo los tiempos de desarrollo y, claro está, enfocando el esfuerzo en el software y el hardware de control del robot (podría ser una interesante alternativa a sistemas de desarrollo como Nao). ¿Cómo sería el proceso? El usuario tendría a su disposición una aplicación de escritorio que contaría con una serie de librerías con las funcionalidades del robot y sus componentes (procesadores, sistemas de visión artificial, estructura física, etc) que el usuario utilizará para realizar su diseño y personalizarlo a su gusto. Una vez completada la fase de diseño, el usuario obtendría los archivos CAD necesarios para llevarlos a un establecimiento que imprima en 3D donde fabricar las piezas para su posterior ensamblado, además de comprar la electrónica necesaria. Una vez se tengan todos los componentes solamente habría que ensamblar y grabar el software en el robot.

Nuestra visión es desarrollar un proceso "llave en mano", un compilador para construir máquinas físicas que trabaje a alto nivel y ofrezca como resultado una máquina programable para una función concreta usando procesos de impresión 3D

Aunque pueda parecer simple, el proyecto para nada lo es puesto que implica modelado 3D, desarrollo de bibliotecas funcionales o el desarrollo de un framework de programación para, así, ofrecer al usuario (ya sea profesional, aficionado o un alumno de ingeniería o de secundaria) un entorno de trabajo sencillo y que permita obtener un producto funcional rápidamente.

Es sorprendente el uso, cada vez mayor, que se le está dando a la impresión 3D: réplicas de piezas de museo, repuestos, huesos artificiales y, ahora, también el armazón de robots.