Dos años después de que Apple presentara el iPad por primera vez, dando comienzo con él a lo que actualmente conocemos por el nombre de “era post-PC”, hoy se ha puesto a la venta el iPad de tercera generación en España y México, del que por cierto ya llevan vendidas más de 3 millones de unidades que se dice pronto.

Como era de esperar bastantes personas, en ambos países, han corrido raudos y veloces a hacer cola en el reseller o tienda oficial de turno para comprar el nuevo iPad -jamás entenderé esto-. Pero esos son fans incondicionales y la tónica general es que la mayoría de los que ya poseen alguna de las versiones anteriores del gadget o están planteándose comprarlo por primera vez se encuentran con diversas dudas.

Pensando en todos ellos hago este post, una pequeña guía de compra que espero ayude a resolver las diversas disyuntivas más repetidas relacionadas con la adquisición del tablet.

¿Necesito un iPad?

A no ser que te sobre el dinero, la primera pregunta que todo el mundo debería hacerse antes de comprar un iPad es si realmente lo necesita o le va a sacar un rendimiento que justifique la adquisición. Y es que no nos podemos olvidar que estamos ante un aparato que no es precisamente barato (que el precio esté acorde a lo que ofrece es otra cosa).

La gran ventaja del iPad frente a un sobremesa o portátil es sin duda que permite trabajar y pasar horas de ocio en movilidad, de lo que se deduce que si por la razón que sea te mueves con frecuencia este es tu dispositivo. Más aún si tu actividad profesional tiene relación con la red o la usas con frecuencia ya que el iPad permite vivirla de una forma extraordinaria.

En contraposición, hay que tener presente que es un tablet y aunque la tercera generación es muy potente, los portátiles y sobremesas siguen siendo necesarios para determinadas actividades. Por ejemplo si eres un gamer hardcore el iPad y cualquier otra tableta te dejará frío ya que la mayoría de títulos disponibles para ellas son de tipo casual y la jugabilidad que proporcionan no es comparable a la de una videoconsola, pc o laptop.

Por otro lado si tu trabajo requiere de mucho procesamiento, olvídate del iPad, y también muy importante tener en cuenta que con una tableta se gana en comodidad pero se pierde en productividad por el tamaño reducido de la pantalla o la falta de teclado físico.

Resumiendo, el iPad se trata de un dispositivo de alto nivel que permite trabajar y divertirse, pero obviamente no cubre todas las necesidades. Antes de comprar es recomendable pararse a pensar hasta qué punto cubre tus necesidades y si no será mejor adquirir antes algún otro gadget.

¿iPad 2 o tercera generación?

"Sí, claramente le voy a sacar mucho rendimiento al iPad". Estupendo, con eso claro seguramente te estarás preguntando si comprar el iPad 2 o mejor el nuevo.

Lo más importante a tener en cuenta es que el iPad de tercera generación no es una actualización menor del dispositivo porque aunque ciertamente en apariencia el 2 y el nuevo son exactamente iguales, respecto a hardware hay varios cambios vitales: por un lado que el iPad de tercera generación incorpora pantalla Retina Display, y por el otro el nuevo poderoso procesador A5X.

¿Eso qué significa? Fácil, que la experiencia de usuario mejora en mucho y se pueden hacer más cosas (mi compañero Eduardo plasma esto perfectamente en su reseña del iPad de tercera generación).

La densidad de píxeles que han logrado es tal que el ojo humano no los distingue y por tanto todo, desde leer una revista o navegar una web hasta jugar X videojuego, se convierten en experiencias altamente satisfactorias -si están diseñados en condiciones claro-. Y a la superpantalla hay que sumar el A5X, gracias a lo que cualquier cosa funciona con más fluided y el flujo de trabajo con iOS y sus aplicaciones -binomio mágico sin el que ni el A5X ni la pantalla valdrían dos centavos- se enriquece permitiendo no solamente consumir sino también ampliar las opciones de creación.

Con esto claro, si es la primera vez que se va a comprar un iPad, es recomendable hacerse con el nuevo ya que la diferencia de precio entre el iPad 2 -solamente está disponible en su versión de 16 GB Wi-Fi o Wi-Fi+3G- y el de tercera generación no llega a los 100€ (en pesos la diferencia es de 1.500 pesos). En el caso de aquellos que tengan el primer iPad y se les haya quedado insuficiente, misma recomendación. Por último los que disponen de un iPad 2, deberían reflexionar especialmente porque aunque como hemos visto el nuevo si que es bastante mejor que el 2 en diversos casos los contras superarán a los pros y estos últimos no serán suficientes como para desembolsar mínimo otros 479 € (o 7,599 pesos).

¿Qué modelo?

Una vez decidido que se va a comprar el último iPad, la siguiente cuestión habitual suele ser qué versión adquirir de todas las disponibles. Concretamente tenemos iPad de tercera generación Wi-Fi de 16 GB por 479 € (7.599 pesos), de 32 GB por 579 € (9,098 pesos) o de 64 GB por 679 € (10.599 pesos); y Wi-Fi + 4G de las mismas capacidades por 599 € (9.599 pesos), 699 € (11,099 pesos) y 799 € (12.599 pesos) respectivamente. Importante recalcar que el 4G realmente lo es solamente en los Estados Unidos, para el resto de países sigue siendo una tableta 3G compatible con redes HSPA+ y DC-HSDPA ya que no soporta las frecuencias de las conexiones LTE que se están desplegando en algunos sitios de Latinoamérica y España.

Ante este panorama, hay que pensar nuevamente un poco en lo que comentaba en el primer apartado, los hábitos de cada uno. ¿Pasas mucho tiempo fuera de casa? Si la respuesta es afirmativa y consumes Internet con frecuencia, la mejor opción es Wi-Fi + 4G. En contraposición si la mayoría de las veces el tablet se va a usar en casa u otros sitios con conexión sobre la que se tiene control (no es nada recomendable conectarse a cualquier Wi-Fi) y el uso que se le va a dar a Internet es puntual, es mejor la versión solo Wi-Fi.

En cuanto a la capacidad, la mayoría de gente con 16 GB tendrá cubiertas sus necesidades ya que hay que tener presente que el iPad no es un dispositivo de almacenamiento propiamente dicho y además siempre está el apoyo de la nube. El de 32 GB es el modelo ideal para aquellos que van a trabajar algo más con el dispositivo y tienden a consumir bastante vídeo, música y usar imágenes. Y la versión de 64 GB, la más cara, deberían elegirla aquellos que tenga muy muy claro que efectivamente van a necesitar gran capacidad de almacenamiento, que serán los menos.

¿Dónde comprarlo?

La opción más cómoda es comprarlo a través de la web de Apple. No cobran gastos de envío y puedo asegurar al ciento por ciento que la calidad del servicio no decepciona. La única pega es que el dispositivo tardará unas 2 semanas en llegar a casa.

La otra opción es pasarse por alguna tienda física. Tanto en México como en España la compañía de la manzana cuenta con bastantes resellers, y tiendas oficiales en Madrid, Barcelona y Valencia en este último caso. Dejo un par de enlaces desde los que consultar todos los establecimientos físicos que distribuyen el iPad en México y España:

Subvencionado por operadora

A las dos anteriores, en el caso de España, se suma la fórmula de hacerse con la nueva versión de la tableta vía las operadoras Orange o Vodafone.

En el caso de Vodafone, venden subvencionada la versión Wi-Fi + 4G de 16, 32 o 64 GB por 489 €, 589 € o 689 € respectivamente si se contrata la tarifa Internet Móvil 500 MB de 15 euros al mes; por 439 €, 539 € o 639 € si se contrata la tarifa Internet Móvil 1 GB de 19 euros al mes; por 399 €, 499 € o 599 € si se contrata la tarifa Internet Móvil 2 GB de 25 € al mes; por 359 €, 459 € o 559 € si se contrata la tarifa Internet Móvil 5 GB de 35 € al mes y por 299 €, 399 € o 499 € si se contrata la tarifa Internet Móvil 10 GB de 45 € al mes. Además cuentan con el programa Re-estrena gracias al que entregando el iPad 2 se pueden acceder a mejores ofertas y todos los casos tienen asociada una permanencia de 24 meses.

En el caso de Orange, solamente se sabe que venderán subvencionado el modelo WiFi + 4G de 16 GB con permanencia de 24 meses con descuentos en las tarifas de 5 euros al mes si se tiene varias líneas bajo un mismo titular. También existirá la posibilidad de beneficiarse de descuentos si se entrega el anterior iPad.

Dicho esto y a falta de saber la oferta completan de Orange, comprar o no comprar la tableta subvencionada es otro tema a pensar con calma. Se elija la opción que se elija u operadora, uno queda atado 24 meses a la compañía por lo que es vital estudiar bien todas las combinaciones antes de lanzarse. Si lo vas a usar durante dos años y seleccionas una tarifa de datos acorde a lo que vayas a consumir, te puedes ahorrar algo de dinero.

Hay vida más allá del iPad

Todos sabemos que no solamente del iPad vive el mundo de las tabletas. Son muchas las opciones disponibles actualmente en el mercado, varias más económicas y seguramente interesantes en determinados casos.

Como consejos generales, hay que escapar de cualquier cosa que cueste menos de 300 € (o unos 5.000 pesos) ya que nada decente se puede hacer por menos de ese precio, y también de las tabletas que no lleven la última versión de Android.

Ahora bien, si de verdad quieres algo bueno, no me queda otra que seguir recomendando el iPad porque Android en tabletas sigue con una interfaz poco consistente, al ecosistema de aplicaciones le falta camino por recorrer y está el asunto de las actualizaciones (los fabricantes juegan con esto y actualizan o no a las últimas versiones dependiendo de lo que les interese, a ellos no a sus clientes).

Imagen: Ángel Jiménez