Con 13 años "jugaba" a escribir programas de Inteligencia Artificial. Hoy Antonio Torralba, natural de la isla de Mallorca, trabaja en el MIT desarrollando lo que será parte de nuestro futuro más cercano, sistemas de Inteligencia Artificial capaces de interpretar imágenes de manera que se podrá entender lo que las escenas y los objetos contienen. Dicho de otro modo, el desarrollo actual está encaminado a que con una simple foto, la tecnología nos explique lo que se encuentra en ella.

Physorg nos acerca al momento actual en el desarrollo de la tecnología de la mano de este genio que pasaba su adolescencia diseñando algoritmos simples con los que reconocer números escritos a mano o para detectar verbos o sustantivos en una oración.

Torralba comenzó a interesarse en la visión por ordenador mientras se encontraba en su doctorado en la Universidad de Grenoble en Francia. El hombre estaba interesado en el reconocimiento y la comprensión de los objetos que se encuentran en una imagen. Así lo contaba estos días:

La visión es un área demasiado importante. Alrededor del 30% de nuestro cerebro se dedica a las conexiones con la visión. Mi interés siempre fue crear un sistema que podría situar a los objetos en su contexto para tratar de comprender cómo los diferentes objetos se relacionan entre sí.

Este esfuerzo le llevó a desarrollar sistemas que utilizan la información obtenida de una imagen completa para ayudar a identificar objetos individuales. Sistemas que podrían ser utilizados para anotar todas las imágenes que se muestran online de manera que son más fáciles de localizar. Otro de los ejemplos para el uso de esta tecnología se apunta como posibilidad de que los robots puedan reconocer dónde se encuentra, por ejemplo en una casa o en una oficina, según el tipo de mueble u objeto que se encuentre a su alrededor.

En estos momentos el propio Torralba se encuentra desarrollando sistemas que puedan escanear un clip de vídeo de corta duración y predecir lo que va a ocurrir a continuación en base a las personas u objetos que se encuentran en la escena. ¿Cómo? Según explica, para ello los sistemas tendrán que entender lo que los objetos y las personas (y sus "acciones") son capaces de hacer en las escenas y cuáles son sus limitaciones. En otras palabras, nos podemos imaginar un futuro con sistemas de predicciones. Si dejamos volar la imaginación un poco más, estos sistemas podrían llegar a predecir lo que sucederá bajo las directrices de una situación particular.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.