"¿Vas a escribir acerca de la muerte de Spider-Man?", me preguntaron algunos lectores el miércoles pasado. "¡Pero si ya escribí al respecto en noviembre, cuando la anunciaron!", les respondí. En efecto, Marvel (y DC) han desarrollado esa costumbre de anunciar con bombo y platillo lo que sucederá en futuras entregas. Ahí está el caso de la muerte de Johnny Storm en los Fantastic Four, el lanzamiento de Black Panther como American Panther o la nueva identidad de "Flash" Thompson como Venom. Todos, anuncios calculados, arrojados unas semanas antes por la misma editorial.

Los más enfadados son los seguidores del título. Antes tenías que esperarte al lanzamiento del cómic para enterar de algún giro de tuerca en la trama. Incluso los que nos dedicamos a reseñar y escribir al respecto, necesitábamos que se publicara la historia para ser los primeros en comentarla. Ahora no. En últimas fechas, Marvel prefiere convocar a alguna rueda de prensa o arrojar algún boletín para arruinarlos la sorpresa. Así sea la muerte de un personaje trascendental, ya no tienen reparo en lanzar el espóiler a los cuatro vientos, donde todos --desde blogs especializados hasta periódicos de renombre-- participamos en la tertulia.

Al respecto, Arune Singh, director de comunicación y medios digitales de Marvel, responde que la medida ha dado muy buenos dividendos a la editorial. A propósito, el directivo respondió que el objetivo de estas revelaciones es (¡obviamente!) atraer a más fanáticos e incrementar las ventas. Por ejemplo, en el caso de la muerte de Spidey, se han adelantado varios meses con tal de maximizar el impacto en la audiencia.

Sobre el modelo anterior, Singh menciona que antes tenían que esperarse a que los medios "grandes" retomaran la historia de algún sitio que hubiera reseñado la historia. Y, por supuesto, no existen garantías de que esto pase. Imaginemos, por ejemplo, que se da la muerte de Spider-Man sin previo aviso un miércoles. La reseña saldría esa noche, y tardaría algunas horas en llamar la atención lo suficiente para que los periódicos detectaran la noticia. Con la velocidad de algunos medios en español, es probable que la nota llegara a las portadas hasta el viernes o sábado --si es que logra pasar todos los filtros--.

Singh afirma que es más justo (?) que todos se enteren al mismo tiempo. El directivo aclara que la medida es benéfica para la industria, pues los lectores nuevos son atraídos por el suceso. "Estamos tratando de expandir la audiencia del cómic para beneficiar a todos. A veces eso significa tomar decisiones que no parecen sensibles a los fanáticos, pero tienen mucho sentido desde la perspectiva del negocio", señala Singh. Por supuesto, aclaran que esta medida se toma sólo con las historias grandes, para dejarles los títulos más selectos a los seguidores habituales.

Es claro que todo se hace pensando en la industria. Por ejemplo, el anuncio de la muerte de "Bucky" Barnes en Fear Itself fue una decisión tomada considerando el estreno de Captain America: First Avenger. En ese sentido, si un nuevo lector se ve atraído por el filme, abre el cómic y ve a otra personaje en el traje del héroe, le provocaría una confusión. En aras de captar a los nuevos lectores, se hacen sacrificios con los más viejos --aunque esto signifique, muchas veces, arruinarles un poco la experiencia--.

Estas declaraciones reavivan el debate sobre hasta dónde se puede ir con tal de renovar la audiencia. Estoy cierto que Marvel es más inteligente que DC en ese sentido --aunque me emociona el relanzamiento, también creo que fue algo extremo--, pero también hay que pensar hasta dónde pueden pasar sobre el fanático hardcore en pos de más lectores. Lo que estoy seguro es que la estrategia les ha funcionado y, para bien o para mal, tendremos que seguir aguantando nuestra dosis semanal de espóilers.