Personalmente dudo mucho que Nintendo vaya a presentar una nueva consola en el próximo E3, pero la rotundidad de los últimos rumores hacen que empiece a replantearme mi postura. La lógica dicta que aún es pronto como para que los de Kyoto hagan pensar a sus seguidores en una nueva máquina. 3DS acaba de aterrizar en el mercado y Wii, aunque vendiendo menos de lo acostumbrado, sigue siendo reina indiscutible del salón gracias a sus atrayentes títulos sociales.

¿Por qué adelantarse a la competencia cuando aún pueden exprimir un poco más su gallina de los huevos de oro? Habrá quien diga que una presentación formal es sólo eso y que exprimir, podrán seguir exprimiendo hasta su hipotético lanzamiento en... no sé, pongamos navidades del próximo año. Lo cierto es que el mercado fluctúa ahora en base a esperas y no serán pocos los que dejarán de comprar tal sabedores de la próxima llegada de cual.

Sea como fuere, las habladurías continúan, todas ellas escudadas en fuentes cercanas y confiables.

Sobre la sucesora de Wii todos los analistas se muestran de acuerdo: abrazaría por fin la alta definición, ofreciendo un poderío gráfico bastante notorio que equiparase tecnicismos a los de sus competidoras. Recordemos que cuando se conocieron las pobres especificaciones de Wii (aka Gamecube al cuadrado) muchos pensaron que Nintendo gestaba una estrategia que le permitiese obtener los máximos beneficios al mínimo coste, lo que le permitiría desarrollar una siguiente máquina con números de infarto.

¿Será así la cuchicheada Project Café? Se trata del nombre en clave que al parecer tendría la consola, en la que estudios de renombre como Retro Studios (padres de la trilogía Metroid Prime) ya se encontrarían trabajando. Por el momento lo que se rumorea, además de su compatibilidad HD, son controles por movimiento muy mejorados en precisión que incorporarían una pantalla LCD, Blu Ray como unidad de almacenamiento (ésto se antoja casi un sinsentido) y una potencia comparable a la de PS3 y Xbox 360.

Los expertos estiman un precio entre $299 y $349 dólares y no esperan que siga la estela Wii en cuanto a nomenclatura (¿seguro?). El rumor más arriesgado, sin embargo, es el de un sistema de seguimiento estereoscópico de la cabeza del jugador, lo que nos recuerda irremediablemente a aquella maravillosa locura apodada Nintendo On.

Junta a estas líneas, los que se suponen primeros documentos filtrados del sistema.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.