El escritor mexicano Alberto Chimal publicó el día de ayer su colección de microficciones titulada 83 Novelas, ebook disponible para descargar libre y gratuitamente en formato en PDF, epub y Kindle.

La particularidad de estas novellas --en referencia al término italiano original que se refería a una historia breve-- es que fueron escritas y publicadas inicialmente en Twitter y más tarde, Chimal reunió y revisó los textos que querían ser historias para ordenarlos en un libro.

Aunque leer las novellas de @albertochimal en una línea de tiempo caótica es tan placentero como hacerlo en un libro con un orden literario; la curaduría de los textos que los títulos, capítulos y series que la edición del libro como territorio contiene, nos permite dedicar más tiempo para sumergirnos en cada uno de los breves mundos que Alberto Chimal construyó.

Esta experiencia de publicación y lectura inicial sirvió para lo que hice después: reunir los textos que querían ser historias, revisarlos, desechar casi todos, ordenar los que quedaron para crear el libro. La experiencia inicial es irrepetible, y no se queda en los textos en sí: éstos pasan del espacio en movimiento y fugaz de Twitter a asentarse en otros, y buscan ser leídos como historias a secas, y no como historias hechas de tal modo o concebidas en tal lugar.

A unas horas de la presentación de 83 Novelas en la red y de acuerdo a datos proporcionados por el autor, (hasta esta mañana) se registraron 1073 descargas del pdf, 96 del epub (formato para lectores electrónicos) y 46 de la versión para Kindle.

@SinkDeep Muchas gracias... (¡El equivalente a un tiraje convencional agotado! Es un poco de vértigo) :)less than a minute ago via TweetDeck

Para el autor de 83 novelas, este libro además de ser un experimento de distribución digital, es también uno de creación, ya que él considera a Twitter como un espacio de experimentación literaria, un laboratorio:

Twitter sirve para intentar y equivocarse, para lanzar versiones diversas de una idea o argumento a posibles lectores, para interactuar con ellos y modificar o añadir o descartar. Y si bien un texto siempre tiene una relación con su contexto, y con su medio, creo que esa relación puede modificarse: que la escritura –que ciertas escrituras– pueden pasar de un medio a otro y continuar leyéndose. 83 novelas, como otros libros que sin duda habrá o incluso hay ya por allí, intenta ser una prueba de eso.

La versión impresa de 83 novelas tiene un tiraje limitado de 150 ejemplares artesanales, que no puedes descargar de la red ni comprar en una librería e irá circulando como pueda.

En hora buena Alberto Chimal por apoyar el futuro de la cultura abierta compartiéndo su libro para que sus micro-mundos circulen y se amplifican en nuestra imaginación. El autor advierte en el prólogo que no hay que dejarnos engañar, el título no miente, éstas micro-historias son novelas, además:

Cosas más feas y farragosas, de menos corazón y peor cabeza, se venden como novelas y usted va y las compra.